En Artículos

La simple idea de derrotar al mercado con una inversión estrella es el sueño dorado de casi todos los inversores, pero es algo al alcance de muy pocos fondos, y encontrar uno de ello es casi como encontrar una aguja en un pajar. Más difícil incluso que jugársela a lanzar una moneda, con un 50% de posibilidades (que son las que tienen las inversiones de rentabilizar, o no).

Es un desafío, a la altura de Fondos.com, donde queremos demostrar que se puede hacer. ¿Cómo?

  • Identificando qué puede hacerlo fracasar (los costes de gestión del mercado, y las comisiones y los costes de transmisión e impuestos).
  • Y localizando esos factores clave para el éxito de la gestión de activos a largo plazo.

Estos factores clave son los siguientes:

  1. Invertir con gestores que tengan una filosofía claramente articulada y sensata.
  2. Mantener los costes bajo mínimos.
  3. Tener paciencia.

Factor #1: Gestión solvente antes que rendimiento

Los analistas de mercado actuales están de acuerdo en que la búsqueda del mejor rendimiento no empieza en el historial de un gestor de fondos. No hay atajos para identificar a los mejores talentos entre los gestores.

  • Primero, hay que distinguir si la rentabilidad que prometen se debe a su habilidad, a una planificación cuidadosa, o bien si fue pura suerte.
  • Luego, hay que supervisar a su gestor y asegurarse que protege los intereses de sus inversores desde el primer momento.

La gestión pasiva está de moda. Las bajas comisiones de los ETFs o fondos de gestión pasiva, así como la dificultad de muchos fondos de batir a su mercado de referencia, hacen que cada vez haya un mayor número de inversores que se decanten por la gestión pasiva. Peter Westaway (Chief Economist / Strategist de Vanguard para EMEA), Marc Pilgrem (Head of Business Strategy para iShares para EMEA) y Unai Ansejo (CEO de Indexa Capital) analizaron la situación de la industria de la gestión pasiva en la Conferencia de Inversores organizada por Morningstar en Madrid en marzo de 2017 y el porqué de su auge como alternativa de inversión a la gestión activa.

Unai Ansejo señaló que la gestión pasiva resulta más interesante a la gestión activa por las 4R:

  1. Low return (baja rentabilidad).
  2. Revenues (ingresos).
  3. Regulation (regulación)
  4. Robots.

Estos cuatro factores hacen que las perspectivas para la gestión pasiva sea mejor que para la activa.

Por otro lado, muchas plataformas históricamente no tienen la posibilidad de añadir ETFs, con lo cual los inversores finales y asesores no se han querido complicar la vida y no se han decantado por los ETFs. Pero esta tendencia está cambiando. Unai Ansejo quiso añadir que en España es muy importante tener en cuenta la diferencia fiscal entre ETFs y fondos.

El historial brillante de una persona que ha dirigido empresas multinacionales o las ha llevado a la riqueza, debe ir unido al talento, a una sólida filosofía de inversión y a procedimientos sólidos de gestión de riesgos para ayudar a mantener el rendimiento a largo plazo.

New Call-to-action

Factor # 2: Minimizar los costes

Es ley no aceptada entre inversores que los fondos de mayor rentabilidad son también los más caros en comisiones, por lo que solo están al alcance unos pocos. Este razonamiento se cae a pedazos cuando afirmamos que pagar mayores primas no garantiza mejores rentabilidades.

Entre los factores que mejoran el rendimiento a largo plazo, los bajos costes son uno de los puntales que se repiten una y otra vez. A mayores costes, más obstáculos para superar el rendimiento, no digamos ya batir al mercado. Los beneficios tras comisiones de gestión y de transacción son frágiles, por lo que es importante clasificar los fondos y carteras de acuerdo con su coste.

Los altos costes no garantizan una mejor gestión. ¿No sería ideal tener un fondo de inversión de bajo coste que demuestre su eficacia con un rendimiento relativo igual o superior a un fondo de alto coste? En Fondos.com lo hemos investigado y demostramos que es posible: los fondos activos de menor coste superan sus puntos de referencia una y otra vez, de forma consistente. No es casualidad.

Factor # 3: Tener paciencia

El tercer factor es usted. La clave es esperar que el fondo rinda, pero no lo hará cada día o cada semana: si está a largo plazo, hay que aguantar durante posibles bajadas del mercado, porque es en esos puntos donde se determina la paciencia.

Muchos inversores se descuelgan al cabo de dos o tres años de resultados variables o insatisfactorios. Con una planificación adecuada, una buena dosis de paciencia y un objetivo a largo plazo, está demostrado que el 98% de los fondos ofrecerán rentabilidad en un horizonte de hasta 15 años o más.

La combinación de talento, bajos costes y paciencia son los pilares de una buena inversión a largo plazo. En Fondos.com creemos en el poder de un rendimiento beneficioso si se piensa a largo plazo y se permanece ajeno a los altibajos del mercado.

No sabes invertir y lo sabes
Posts recientes

Buscar