Ingresos pasivos: ¿Qué puedo esperar de los fondos de inversión?

mm

Hoy en día puede resultar bastante sencillo generar ingresos pasivos.

Mucha gente invierte la mayoría de su tiempo trabajando para ganar un sueldo y no le dedican nada de su tiempo en pensar como obtner unos ingresos complementarios sin trabajar

A continuación vamos a tratar qué es exactamente esto de los ingresos pasivos, veremos cómo las inversiones siguen siendo la mejor opción y cómo pueden contribuir los fondos de inversión al flujo de tales ingresos.

Los ingresos pasivos

Tal y como hemos indicado en la introducción, las personas tiene la necesidad de buscar un empleo activo. Tal actividad ocupa la mayor parte de su tiempo y como contraprestación obtienen un salario, que en la mayoría de los casos suele ser muy ajustado.

En este caso se puede afirmar que las personas intercambian tiempo, energía y conocimientos por un flujo de dinero.

Pero sobre todo tiempo, nos quedamos con este término puesto que es el activo más preciado. A tales ingresos se les denomina ingresos activos, debido a que requieren una participación activa del agente que interviene en su creación.

No vamos a mencionar las limitaciones de los ingresos activos y la cantidad de tiempo y energía que requiere producir un ingreso mensual, porque todos ustedes seguro que ya lo saben.

A estos inconvenientes hay que añadir la incertidumbre laboral que reina en nuestros días. Actualmente las personas pasan de un trabajo a otro, de un sector a otro y de una carrera a otra. No es una forma garantizada de ganarse la vida. Se hace más evidente cada día la necesidad de generar fuentes alternativas de ingresos.

Obtener unos ingresos que no requieren la participación activa del sujeto en el trabajo es posible y puede ser muy rentable. A estos se le denomina ingresos pasivos y los fondos de inversión contribuyen de una forma más que satisfactoria a este propósito.

Hay que tener presente que se puede conseguir hasta incluso la llamada libertad financiera. Se trata de aquel estado en el que el agente no necesite trabajar activamente para generar un flujo de ingresos.

Sin embargo, también es necesario añadir que este estado económico solo se alcanza con paciencia y un plan bien trazado. El problema es que mucha gente se da por vencida y no tiene en cuenta la importancia de la acumulación del capital a la hora de generar ingresos pasivos. Presten atención a este concepto de “acumulación del capital”, puesto que son las inversiones la mejor forma de llevarlo a cabo.

Existen múltiples formas de generar un ingreso pasivo y no son excluyentes entre sí. Aunque sin duda las inversiones son el mejor modo de conseguir un flujo de ingresos pasivos. Las inversiones financieras tienen una serie de ventajas, como por ejemplo que es un ingreso que apenas necesita la participación del agente, únicamente colocar el dinero en un activo financiero y esperar los rendimientos, así como el efecto acumulación de rendimientos al capital que juega a nuestro favor.

Como contrapartida, las inversiones directas también tienen una serie de riesgos y necesidad de gestión, además exigen una seria de conocimientos. Por todo ello, para reducir los riesgos al máximo, poder participar en una serie de mercados de forma simultánea y beneficiarse de una gestión profesional se crearon los fondos de inversión, una de las mejores alternativas a nuestro servicio para generar un flujo de ingresos pasivos.

¿Cómo contribuyen los fondos de inversión a los ingresos pasivos?

Las inversiones son un proceso que hacen posible el poner a trabajar el dinero para nosotros. Para ello es necesario salir de los productos bancarios tradicionales, los cuales solamente están enfocados a guardar el dinero de forma segura con un pequeño retorno de intereses, esto es más ahorro que inversión. No es objeto de este texto entrar en las cómo es posible perder poder adquisitivo con estas estrategias tan conservadoras.

Se hace inevitable adoptar una estrategia un poco más decidida, que tenga como fin el generar un capital y una renta constante, no únicamente el mantener el capital.

Invertir dinero de una forma inteligente es una vía para obtener ganancias, las cuales se acumularán al capital y generarán unas ganancias superiores. La consecuencia es un crecimiento que tiene una curva exponencial.

La mayor desventaja de las inversiones son el riesgo de perder capital en lugar de ganarlo, en el mundo de las inversiones se debe andar con paso firme y saber en todo momento lo que se hace. Cualquier pequeña decisión es importante, como por ejemplo ¿compro más acciones de Jazztel y reduzco mi exposición a Iberdrola? Esta decisión puede marcar una gran diferencia en nuestras ganancias. El inversor debe saber en todo momento el sentido de sus decisiones y actuar con un criterio lógico.

La máxima que debe regir en las inversiones es “precaución”. El inversor debe realizar un proceso de investigación y selección de activos. Tal proceso puede suponer un tiempo valioso y la necesidad de adquirir unos conocimientos avanzados en asuntos financieros. En tal caso, lo que parecía ser un ingreso pasivo se convierte en una actividad que resta tiempo y energía. Alejándose de este modo de lo que sería el concepto propio de ingreso pasivo, puesto que requiere una participación activa.

Estas desventajas de la inversión se pueden eliminar, suprimir, olvidar. ¿Cómo?

New Call-to-action

Suscribiendo participaciones en un fondo de inversión. En principio un sólo fondo de inversión tiene parte de su patrimonio en distintos mercados, países, sectores y activos. Un equipo de gestión profesional se encarga de ello y el inversor se descarga de esta labor de investigación y selección de activos tan importante, delicada y laboriosa. Ahora sí que se trata de un verdadero ingreso pasivo.

¿Qué podemos esperar de los fondos de inversión?

Tal vez usted sea un inversor conservador, tal vez usted sepa que la renta fija europea no ofrece apenas rendimientos, pero aún así se resiste a incluir en su cartera renta variable por motivos de su aversión al riesgo. Qué le vamos a hacer, usted es un inversor conservador, tal vez extremadamente conservador.

En este caso déjeme decirle que varios expertos aseguran que en estos tiempos es necesario aumentar la exposición de renta variable en la cartera si se pretende obtener rendimientos, la renta fija europea no es suficiente para generar ingresos, apenas es suficiente para mantener el rendimiento real de la inversión y el poder adquisitivo. En la renta fija internacional entra en juego el factor divisa, otro riesgo. Sin embargo, esta aseveración por parte de los expertos no tiene porqué ser exactamente así.

Existen una cantidad de estrategias de inversión en renta fija, para olvidarnos del riesgo divisa diremos que incluso en renta fija europea. Lógicamente, usted como inversor no dispone del tiempo necesario para desarrollar este tipo de estrategias más sofisticadas. En tal caso, y sólo a modo de ejemplo, podría mostrarle como trabaja un fondo de inversión de renta fija europea.

Ingresos pasivos con inversión en renta fija europea

Más concretamente me refiero al Bankinter Renta Fija Corto Plazo. Este fondo de inversión tiene exposición a renta fija europea de corto plazo. Sí, esa misma que apenas ofrece rendimientos por el entorno de tipos de interés que hay actualmente y que los expertos aseguran que no es buena inversión.

Bien, el Bankinter Renta Fija Corto Plazo invierte en deuda soberana: entre sus principales posiciones de este tipo se encuentran España e Italia.

Pero lo interesante de este fondo es que ha configurado una cartera de tal modo que, incluyendo también deuda corporativa europea a corto plazo (sobre todo pagarés de entidades bancarias de la eurozona), activos del mercado monetario no cotizados (hablamos de depósitos y cuentas remuneradas) y una pequeña parte en renta fija de países emergentes (de forma muy minoritaria), está logrando una rentabilidad anualizada en estos últimos 5 años que ya supera el 2%.

Es un rendimiento más que aceptable teniendo en cuenta las rentabilidades de los depósitos y la renta fija mediante inversiones directas.

Hemos dicho, por boca de los expertos, que toda exposición a cualquier activo que tenga algo que ver con los tipos de interés europeos no es buena inversión. Pues bien, esta en concreto cumple un buen objetivo.

Todo ello con una duración media de la cartera de dos años, un riesgo mínimo (volatilidad 0,59%) y la total liquidez propia de los fondos de inversión.

Con esta exposición únicamente pretendía ilustrar cómo la configuración de una cartera bien correlacionada y diversificada, con una estrategia concreta y muy bien elaborada, puede hacer que nuestro dinero genere un flujo de ingresos pasivos, aún cuando se tenga un perfil conservador.  Además, de un modo más sencillo para el inversor y con mejores condiciones fiscales. Sin contar con la absoluta liquidez.

Aunque sin duda, no es el mejor momento para la renta fija europea ni nada que tenga que ver con intereses de la eurozona, eso es una realidad.

Ejemplo de ingresos pasivos con renta variable

Si por ejemplo hubiésemos hecho caso a los expertos y nos fijásemos en la renta variable, como en el Bankinter Bolsa España, fondo con una alta correlación con el IBEX 35, podríamos ver unos rendimientos anualizados de un 14,80% en los últimos 5 años. Solo en este año lleva conseguida una rentabilidad de un 12,54%, en términos anuales.

También tenemos la opción de elegir un fondo mixto que incluya activos de las dos clases. El Bankinter Mixto Flexible tiene la facultad de tener una exposición a renta variable entre un 30% y un 75%, según las condiciones y las decisiones de la sociedad gestora.

Invierte de forma minoritaria en países emergentes y su rentabilidad anualizada en los últimos 5 años es de un 7,75%. Una buena opción para tener los dos tipos de mercados en una única cartera bien equilibrada y denominada en euros. Para los inversores moderados o aquellos que no confíen lo suficiente en una total exposición a la renta variable.

Los expertos no se equivocan, pero se ha demostrado como un fondo de inversión puede elaborar una serie de estrategias y realizar una arquitectura de carteras de tal modo que se surquen los mares con vientos desfavorables.

Por tanto y respondiendo a la pregunta inicial, de un fondo de inversión podemos esperar que contribuya de una forma notable a generar ingresos pasivos.

Hasta un fondo de renta fija europea a corto plazo ofrece rendimientos superiores a muchas inversiones directas, sin la consecuente tarea propia que ocupa nuestro tiempo y sin necesidad de conocimientos avanzados en estrategias inversoras. Esto sí que son ingresos pasivos.

About

Start typing and press Enter to search