En Artículos
La guía definitiva para comprar una casa de vacaciones
5 (100%) 12 votos

¿Sueñas con escapar de todo a tu propia cabaña de lujo en las montañas?

¿O tal vez tu lugar de escapada ideal es un bungalow junto a la playa con vista al mar?

Independientemente de cuál sea tu idea de un lugar de retiro dorado, comprar una segunda residencia se considera una inversión en estilo de vida, porque más allá de una propiedad, define unos planes de futuro.

Puesto que se trata de una inversión importante, con sus beneficios y algún que otro inconveniente, se debe evaluar con cuidado si dicha inversión se ajusta a los planes financieros a largo plazo.

Desde Fondos.com te ayudamos a descubrirlo.

Evalúa tus finanzas

Ser propietario de una casa de vacaciones es una compra, en principio, con visos de alargarse en el tiempo, por lo que no depende únicamente de la situación financiera actual, sino de la futura.

Para saber si esos planes son compatibles con la inversión, hay una serie de preguntas a formularse:

  • ¿Cómo de seguros son tus ingresos mensuales?
  • ¿Esa segunda residencia -o parte de ella, desde una habitación a un anexo- se podría alquilar, en un momento dado?
  • ¿Has alcanzado tu límite de endeudamiento hipotecario?
  • ¿Vas a necesitar financiación para la segunda residencia?
  • ¿Tienes previsto mantener esa segunda residencia como mínimo cinco años?
  • ¿Cuál es tu asignación de patrimonio neto?

Muchas de estas preguntas son aplicables a cualquier inversión, y tener una respuesta favorable a las mismas depende de haber llevado, en años anteriores, una buena estrategia de fondos de inversión con un objetivo (en este caso, comprarse la casa).

El sistema de Fondos.com es perfecto para prepararte para este momento, pues ajusta tu perfil de riesgo y de inversión a tus objetivos, aunque estos vayan cambiando.

New Call-to-action

Evalúa tus metas a largo plazo

Si la inversión en una segunda residencia tiene un componente de capitalización, es posible que te plantees alquilarla, venderla o jubilarte en esa propiedad.

Tener claras las metas es imprescindible para toda buena planificación. Desde Fondos.com siempre miramos hacia adelante para toda inversión, marcando objetivos definidos y sus correspondientes plazos de tiempo, y una segunda residencia no es excepción a esa regla.

Es bueno saber cuánto tiempo se va a usar esa propiedad a lo largo del año y los patrones de viaje, así como la revalorización con el tiempo.

Comprender el mercado actual

Como mayoría de nosotros hemos vivido (y sufrido) el apogeo y posterior explosión de la burbuja inmobiliaria del año 2008, muchos todavía parecemos reticentes a creer que el sector inmobiliario vuelve a ser una inversión “segura”.

Es cierto que invertir en ladrillo no es lo que era, pero su carácter patrimonial sigue manteniéndola entre las inversiones más populares, en especial con el reciente estallido de los apartamentos turísticos, los alojamientos vacacionales y plataformas como AirBnB, que permiten alquilar una propiedad de forma puntual o durante ciertos meses del año para sufragar costes y, por qué no, pagar parte de la hipoteca si es que la hay.

Gracias a estos gestores de nueva generación, alquilar la vivienda durante esos periodos de tiempo en los cuales no se va a usar la casa, o para tener un flujo de dinero extra incluso mientras se usa, alquilando una o varias habitaciones.

El consejo, en general, es trabajar con un agente que conozca la zona que está explorando para que pueda tener una buena idea de la actividad del mercado y las tendencias de precios.

Considere qué tipo de casa de vacaciones desea

Hay varios tipos de propiedades de vacaciones o segundas residencias para considerar, cada una con su propio conjunto de ventajas e inconvenientes.

Algunos de estos incluyen:

  • Casas frente al mar: excelentes vistas y acceso a la playa, pero puede haber trámites relacionados con cualquier cambio en la propiedad. En España, la ley actual no permite edificar dentro de un margen de metros desde la costa, pero no siempre ha sido así y existen propiedades dentro de ese margen.
  • Casas de montaña o apartamentos de esquí: el acceso potencial a una superficie más grande a un costo menor que otros tipos de casas, pero los elementos del clima pueden tener un gran impacto en la propiedad. Son buenas opciones para alquilar y rentabilizar en los meses de invierno.
  • Pisos urbanos: fácil acceso a las comodidades de la ciudad, pero los costes son más elevados en ciudades en alza como Barcelona o Madrid, y los trámites de administración de propiedades y los impuestos se disparan. Son propiedades estrella en plataformas como AirBnB, con altísima demanda y grandes posibilidades de rentabilizar todo el año, incluso parte de ellas (por ejemplo, una habitación o una segunda planta de un dúplex) a un precio más elevado.

En definitiva, el mantra que aplica: localización, localización, localización. Tanto para ti como para tu familia, a corto y a largo plazo.

No te olvides de posibles expansiones, renovaciones y remodelaciones

Tras la localización, uno de los mayores valores es el de posibles expansiones (crear espacio habitable adicional que aumenta el valor de la propiedad cuando se venda).

Por otra parte, esto tiene un coste elevado, y hay que calcular la diferencia entre ese valor ganado y la inversión para la mejora. Los impuestos, por norma general, subirán, pues se basan en el valor actual. En el lado positivo de la balanza, una parte anexa con equipamiento independiente (cocina y baño) puede ser potencial de alquiler vacacional o puntual a través de AirBnB o de una inmobiliaria, con un atractivo adicional para potenciales interesados.

La remodelación y las obras en la propiedad, como mejora, son una buena estrategia porque residencias que las requieran estarán disponibles en el mercado a un precio más atractivo. Una vivienda renovada siempre tiene mejor salida, en caso de reventa o de futuro alquiler.

En definitiva, hay innumerables factores a considerar antes de lanzarse a invertir en una propiedad vacacional, más allá de la decisión personal: hay que ponderarlo todo, en especial desde el punto de vista financiero.

Conociendo este objetivo, Fondos.com te ayuda a diseñar una estrategia de inversión para hacer crecer tus activos y acercarte a ese sueño cuanto antes.

No sabes invertir y lo sabes
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar