Consejos para invertir con inteligencia
5 (100%) 1 voto

Ahorrar es una buena opción para cuidar el dinero; en cambio, invertir permite, además, planificar objetivos a medio y a largo plazo. Tener el dinero bien administrado, trabajando y creciendo para nosotros, da mucha tranquilidad a cualquiera. Decía Warren Buffett que invertir es mejor que no invertir, dado que un inversor necesita hacer pocas cosas bien siempre y cuando evite grandes errores.

Hoy mejor que mañana

La primera cosa en la que se piensa cuando uno se plantea invertir da vueltas en torno a las condiciones del mercado. ¿Es el mejor momento? ¿Van a mejorar/empeorar las condiciones al cabo de cierto tiempo? La respuesta habitual es esperar, porque la espera otorga esa sensación de zona de confort. Sin embargo, esperar no es el camino correcto: como dice un viejo dicho, el mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años, pero el segundo mejor momento es ahora.

La mejor estrategia para invertir es simplemente comenzar. Hoy. No demorarse. Incluso los que invierten en un mal momento ganarán, a largo plazo, el doble que las personas que esperaron, ahorrando. En Fondos.com recomendamos establecer un plan de inversión con un objetivo en mente y mantenerse en el mismo. La fórmula mágica (si es que se puede llamar así) incluye tiempo, disciplina y una buena estrategia de inversión. Ni más ni menos. Cuando antes se empiece, mayor será la rentabilidad combinada.

Saber leer la cartera

Una vez tomada la decisión de invertir, la siguiente pregunta es ¿para qué? ¿Cuál es el objetivo? Conocerlo es fundamental para pensar en la mejor forma de alcanzarlo. Dicha ruta vendrá determinada por la cantidad que se invierta y también por cómo se invierta, es decir, la distribución de la cartera de activos. Esta asignación nace de la práctica de distribuir el dinero entre diferentes categorías de activos: acciones, bonos, efectivo, etc. donde el riesgo se equilibra y la rentabilidad permite acercarse al objetivo.

La tolerancia al riesgo, en términos generales, es lo que determina dicha asignación: una persona con mucho tiempo y dispuesta a capear los altibajos del mercado, tiene una mayor tolerancia y podría verse recompensado con mayor rentabilidad (o castigado con mayores pérdidas) que una persona con menos tiempo o más aversión al riesgo, que preferirá una rentabilidad potencial menor a riesgo de una también menor posibilidad de pérdida. Estas dos personas necesitan asignaciones de cartera completamente diferentes.

Pocos inversores aciertan a la hora de sincronizar su cartera con cada movimiento del mercado. Las estadísticas demuestran que es mejor trabajar en una asignación óptima y mantenerse en ella siempre y cuando no haya cambios personales o de objetivos.

New Call-to-action

Diversificar es clave

La belleza de la diversificación es que puede ayudar a minimizar los riesgos mientras maximiza el rendimiento. Las tres clases de activos primarios tradicionales (acciones, bonos y efectivo) tienden a tener un precio diferente en varios entornos de mercado. Al invertir en distintas clases de activos, se reduce la exposición al riesgo, en especial al riesgo inherente a un sector, una industria o un mercado concreto. Encontrar el equilibrio adecuado es un desafío, pero en Fondos.com disponemos de las herramientas necesarias para ayudar a nuestros clientes a asignar la inversión de forma óptima de acuerdo con su aversión al riesgo, su objetivo y el tiempo disponible.

Ojo con los impuestos

Mientras los mercados suben y bajan, en ciclos económicos impredecibles, pero si hay algo seguro en esta vida, son los impuestos y comisiones. Hay impuestos y comisiones de muchas clases, y la mayoría de fondos cotizados suelen cobrar comisiones por cada operación de compra o venta, además de gastos operativos corrientes que suelen establecerse de forma recurrente. Además, los gestores tradicionales cobran un precio por su servicio de asesoramiento, gestión y supervisión de la cartera, que puede ser una cuantía fija o un porcentaje de los activos.

Por eso es difícil saber cuánto se está pagando y, más allá, qué formas hay de recortar estos gastos, porque tienen un impacto evidente en el rendimiento neto.

Tecnología para simplificar

Muchos de los consejos mencionados son un un desafío bienvenido a la hora de invertir mejor, pero hoy en día es complicado encontrar el tiempo necesario para dedicarlo a invertir y supervisar los activos. Simplificar permite agilizar el proceso y hacerlo más agradable a la hora de mantener el control.

En este sentido, tecnología como la que incorpora Fondos.com facilita el seguimiento pormenorizado de todas las inversiones, la cartera y sus asignaciones, y los gastos, y permite unificar la visión que se obtiene del patrimonio personal, así como automatizar gran parte de los procesos de inversión y ajuste de cartera, a un coste infinitamente inferior que el de un gestor tradicional.

No sabes invertir y lo sabes
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar