En Artículos

Es de cajón: del mismo modo que el retorno de una inversión crece con el tiempo, también lo hacen los costes.

A diferencia de los beneficios, no obstante, los costes van erosionando el valor de la cartera de inversión. El interés compuesto, a diferencia del simple, es el interés sobre un interés ya obtenido.

Como dijo John Bogle:

Las rentabilidades por interés compuesto están amenazadas por los costes por interés compuesto

El interés compuesto es el proceso de ir acumulando los beneficios obtenidos en el final del período a la inversión inicial. De esta manera, al aumentar el capital invertido, aumentan también los beneficios del siguiente período.

Así que cuanto antes se empiece a poner en práctica la fórmula, más tiempo tiene la inversión para que crezca gracias al efecto mágico del interés compuesto. Esto, que suena tan bien sobre el papel, tiene el potencial de disparar las comisiones si no se gestiona adecuadamente.

Ejemplo práctico de costes por interés compuesto

Vamos a verlo como un inversor que elija entre un asesor financiero tradicional y un asesor financiero automatizado como Fondos.com.

Los dos asesores utilizan fondos activos y pasivos (es decir, índices), respectivamente, y cobran diferentes honorarios en base a los servicios prestados.

Cada año, la cartera de inversiones del cliente aumenta por la cuantía de la apreciación de su cartera menos el total de comisiones cobradas. Vemos pues, que esos costes reducen el valor de la cartera, el valor a reinvertir en años venideros, como si se hubiera encogido.

Asumimos que el cliente no realiza contribuciones ni retiradas de dinero en el tiempo, y que su cartera está en 60% acciones, 40% bonos.

Aquí aplican dos comisiones: comisiones de suscripción, por un lado (el coste de la inversión según el tipo de cartera), y comisiones de gestión, por el otro (el coste en honorarios del asesor financiero o de la entidad gestora para gestionar dicha cartera).

Ambos valores se calculan en función del número de años que invierte el cliente y se computan como costes.

New Call-to-action

Comisiones de suscripción y reembolso

Aunque la mayoría de fondos nacionales han limitado o minimizado estas comisiones en los últimos años, muy por debajo del porcentaje mínimo que establece la ley española, todavía existen.

Son explícitas, es decir, se cargan al partícipe en el momento en que se realiza la suscripción o el reembolso, como un porcentaje del importe suscrito o reembolsado y deduciéndose de este.

Los fondos de equidad suelen mostrar comisiones más elevadas que fondos de bonos, en términos generales, y en la mayoría de casos rondan el 0,20-1%.

Comisiones de gestión

La mayoría de inversiones hechas por particulares están en manos de gestores profesionales en España, donde el 47% del patrimonio está concentrado en las tres mayores gestoras, CaixaBank AM, Santander AM y BBVA AM, todas ligadas a bancos.

Estas gestoras suelen preferir aplicar comisiones fijas, y normalmente muy elevadas, para que no incidan en su cuenta de resultados.

En esta estructura del mercado español de fondos, el gestor como profesional aplica sus comisiones de gestión por sus servicios a inversores, tales como identificar objetivos financieros, analizar su cartera, distribuir de forma eficiente la misma, dar consejos de ahorro e inversión y, si tienes suerte, revisión periódica de la cartera.

Las comisiones de gestión no podrá superar el 2,25% anual cuando se calcula únicamente en función del patrimonio del fondo. Si se añade la variable de los resultados, la comisión no podrá superar el 1,35% del patrimonio.

Todos los servicios de un gestor independiente los proporciona también un gestor automatizado como el de Fondos.com, a un coste significativamente inferior.

Pero con muchas diferencias adicionales, pues nuestro gestor automático diversifica las carteras de forma constante y ofrece a nuestros inversores portafolios equilibrados en base a índices de bajo coste, en función de un sistema de indización directa que también tendrá en cuenta hipotéticos costes asociados a impuestos y los revisará con mucha frecuencia.

Además, está disponible las veinticuatro horas del día de forma personalizada para ti, a diferencia de un gestor tradicional, que no siempre será fácil de localizar ni podrá dedicar toda su atención, en especial para pequeños inversores.

Todos estos servicios están disponibles en Fondos.com a una cuarta parte del precio de un gestor tradicional, alineando los intereses entre gestora y partícipe de un modo que un gestor tradicional jamás podrá hacer.

En España, los productos que aplican comisiones en función de los resultados son minoría. De hecho, según los datos de la CNMV en el primer trimestre del año sólo el 8,13 por ciento de los fondos españoles tiene comisión de éxito, mínimo de los últimos cinco años y cifra muy inferior al 12 por ciento que supone de media en Europa.

Conectando los puntos

Una inversión con un horizonte temporal de 30 años podría incurrir en una pérdida de retorno de beneficios de entre el 30% y el 40% con una gestión tradicional de la cartera.

En cambio, con un gestor automatizado como el de Fondos.com, esa fracción se reduce hasta el margen entre 0% y 10%.

form-7-claves
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar