En Artículos
¿Te preguntas si es buen momento para invertir en Bolsa?
5 (100%) 31 votos

El formato de la pregunta no es casualidad. Es el primer interrogante que mucha gente se plantea cuando decide invertir dinero.

Hablar de invertir dinero en Bolsa sin saber qué tipo de mercado nos conviene es un error muy grave que no debemos descuidar, no todas las Bolsas tienen porqué presentar una buena oportunidad de inversión. A continuación repasaremos los principales mercados mundiales y como conclusión responderemos a la pregunta que da título a estas líneas.

Solo en función de qué tipo de Bolsa estemos refiriéndonos podremos responder a si se trata de inversiones rentables.

La Bolsa Nacional

En cuanto a nuestro mercado de valores, en la actualidad tiene una tendencia claramente alcista. El IBEX 35, nuestro selectivo del mercado continuo ha experimentado una subida espectacular desde hace un año, habiéndose revalorizado un 47,53%. Ahora bien, ¿queda todavía parte del impulso alcista?

La Bolsa española está al alza y es posible que le quede un tramo. Sin embargo, lleva un año subiendo casi sin corregir, podríamos caer en el error de iniciar compras en un momento tardío. Es posible que la tendencia alcista no haya terminado, pero también es posible que se inicie una corrección de grado menor. Podríamos sortear este riesgo diversificando con otro tipo de activos.

Diversificar nuestra cartera con valores de Renta Fija, sea deuda pública o privada, proporcionará un plus de seguridad hasta tener la certeza que no se inicia un nuevo tramo alcista en la Renta Variable. Pero la Renta Fija europea no es precisamente dónde invertir para ganar rentabilidad en estos momentos.

La situación económica general del país es bastante optimista, quizá haya una cierta incertidumbre política, pero no hay señales que indiquen un repunte severo en la prima de riesgo, haciendo de esta forma caer los valores acusadamente (tanto en Renta Fija como en Renta Variable). Además la inflación acumulada durante este año en vigor es del 0%.

Este asunto de la Renta Fija y la inflación nos lleva al siguiente apartado.

Las Bolsas de la eurozona

Nuestros mercados nacionales dependen mucho de las políticas comunitarias y los movimientos del Euro. Es conveniente analizar la Bolsa española con una perspectiva más amplia, a nivel de la Zona Euro.

Atendiendo a la inflación, desde el propio Banco Central Europeo han desmentido un endurecimiento en la política monetaria y las condiciones tampoco lo aconsejan. Un buen indicador de la inflación es el precio del Crudo Brent.

El petróleo marca el ritmo de los precios de la energía y la energía marca el ritmo de la inflación. Actualmente los futuros del petróleo Brent no han podido superar la resistencia que tiene en torno a los 57 dólares por barril. Mientras que el Brent no supere esas cotas, la inflación de la zona euro no podrá aumentar significativamente. Sabemos que la inflación es el enemigo número uno de la Renta Fija.

Esto es un arma de doble filo, los bajos tipos de interés hacen que los valores de Renta Fija (también depósitos bancarios) tengan un pobre rendimiento.

En contraposición con la Renta Fija,  la Renta Variable europea ha mostrado un buen comportamiento, no solo se refleja en la Bolsa española. En este caso, la Bolsa de valores que marca tendencia es Fráncfort, con el DAX 30 como índice selectivo.

Si observamos el DAX veremos que se encuentra en máximos históricos. En subida libre. Pero se nos plantea la misma pregunta que con el IBEX, ¿hasta cuándo?

Una buena cartera de Renta Variable Europea, diversificada por países y sectores puede ser en estos momentos una buena elección. Pero insisto, bien diversificada, tanto geográficamente como por sectores industriales.

Tanto los bajos tipos de interés como la depreciación del Euro contribuyen a un crecimiento bursátil. ¿Pero qué pasará si el dólar cae y hace que el euro se revalorice?, pues que los países de la eurozona con mayores exportaciones puedan resentirse. Esto sólo es un ejemplo de la importancia de la diversificación geográfica.

Las Bolsas Internacionales

Este apartado puede ser el que más riesgo presente a la hora de decidir dónde invertir. Me explico.

Para aprender a invertir, no se debe pasar por alto un completo análisis a nivel macro y microeconómico de las condiciones del país, sector y activo dónde se invierte. Aspectos tales como su crecimiento económico, sus sectores fuertes, sus políticas internas y externas, su divisa, sus tipos de interés, las decisiones de su Banco Central, etc.

Uno de los mejores inversores de la Historia como es André Kostolany ya advirtió de esto. Llamó a este fenómeno el “International Komplex”.

El “International Komplex” consiste en que una persona, al aprender cómo invertir en Bolsa de valores pronto cree que es un gran financiero de los mercados mundiales. Esto le lleva a realizar inversiones en Bolsas internacionales sin tener en su poder todas las herramientas necesarias para tomar una decisión objetiva. El resultado puede ser frustrante.

Sin embargo hay mecanismos para realizar inversiones internacionales de la mano de un gestor profesional. Me refiero a un Fondo de Inversión con exposición internacional.

Para analizar bien la economía mundial debemos dividirla en 4 grandes bloques:

  • Europa
  • Estado Unidos
  • Japón
  • Los países emergentes

El primer bloque lo hemos visto. En cuanto a Estados Unidos, sus índices de Bolsa también están en un momento de máximos históricos. Hay quien afirma que está cercano el final  de su recorrido. Puede seguir en subida libre, pero comprar en máximos es muy peligroso. Habría que buscar valores con potencial de crecimiento todavía. Sin desatender aquellos más sólidos que sostienen los índices (Dow Jones 30, Nasdaq 100 y Standard & Poors 500).

Hay que tener presente las políticas de la Reserva Federal, las cuales están caminando en sentido de una subida de tipos de interés progresiva. Esto afectará a la Bolsa norteamericana.

Por otro lado, la Renta Fija podría ser una buena oportunidad. Al subir tipos de interés los retornos serán mayores que los ofrecidos por países y empresas europeas. Aún así, también hay que tener cuidado, una inversión directa en Renta Fija americana comporta también sus riesgos en el mercado secundario, se necesita una buena estrategia.

En cuanto a Japón, pues es un país con un alto endeudamiento. Su divisa es fuerte y muy intervenida; hace años que sufre un riesgo de deflación. El índice de referencia para la Bolsa de Tokio es el Nikkei 225, por lo que parece, ha llegado a niveles de resistencia en zonas de los 20100 puntos, cerca de sus máximos. Su mercado bursátil es fuerte y presenta oportunidades.

Si nos fijamos en el bloque de los países emergentes, con China a la cabeza, también podremos encontrar muchas y muy buenas oportunidades, tanto en su Bolsa de valores, como en sus títulos de Renta Fija. Aunque es de justicia consignar que en estos países los riesgos son muy elevados para un inversor particular. Lo ideal sería dejarnos guiar por un gestor especializado en estos mercados.

Conclusiones a corto plazo

Respondiendo a la pregunta inicial únicamente se debe observar que todas las principales Bolsas han experimentado una subida durante estos últimos 12 meses, algunas se encuentran en máximos históricos.

Es probable que quede un tramo, pero el recorrido puede llegar a su fin e iniciarse una corrección (o peor, un mercado a la baja). Puede ser que la entrada al mercado sea tardía. No debemos exponernos a un solo mercado.

Si nos interesan las inversiones rentables para nuestros ahorros, la Renta Variable este último año ha hecho un buen papel, aunque la única receta que de verdad funciona es: diversificación y gestión profesional.

Es necesario construir una cartera bien diversificada, con activos sólidos, que puedan aguantar una posible corrección, no descuidar una mayor exposición a Renta Fija si el mercado bursátil se gira bruscamente. He aquí la clave, a la vez que la dificultad que entraña.

Realizar la difícil tarea de construir una cartera diversificada (con diferentes activos, mercados, sectores, países, etc.) resulta muy arduo para un particular. Únicamente el tiempo que requiere invita a pensar que es un trabajo para profesionales. A través de un Fondo de Inversión, un particular puede aprovechar la experiencia de estos gestores.

De esta forma obtendremos la tan necesaria diversificación en nuestra cartera, a la par, nuestras inversiones estarán gestionadas por un equipo especializado en diferentes mercados internacionales que velarán por estudiar dónde invertir dinero con una rentabilidad y riesgo aceptables.

De otro modo, el dar el salto a construir nuestra propia cartera puede suponernos un desembolso muy importante. Sin contar con que en muchas ocasiones no tendremos todos los recursos ni el tiempo necesario para tomar las mejores decisiones.

Es un buen momento para invertir en Bolsa, qué duda cabe, siempre y cuando se tomen las precauciones oportunas, a recordar: diversificación y gestión profesional. Esto viene dado a través de un Fondo de Inversión.

Conclusiones a largo plazo

Sin embargo a la hora de invertir debes haber definido cuál es el horizontal temporal  y cuáles son tus objetivos respecto a ese horizonte y no otro.

Dicho de otra manera, si observamos el gráfico a largo plazo del índice más importante a nivel mundial, el Stándar& Poor’s 500 que recoge la evolución de las mayores 500 empresas americanas y vemos la evolución a plazo largo de la bolsa las conclusiones son diferentes.

Si has decido que tienes un horizonte temporal largo, por ejemplo, estás ahorrando para tu jubilación y tienes un horizonte temporal  de 25 años, no es importante el momento coyuntural de la bolsa, que siempre tendrá una rentabilidad más que razonable.  Puedes hacer el ejercicio e ir a la página de Google y hacer diferentes ejercicios.

Bolsas internacionales

Por ej. Pinche en el peor momento en que podría haber comprado bolsa a plazo corto, por ejemplo en el verano del 2007 antes del estallido de Lehman Brothers cuando comenzó la crisis financiera y donde la bolsa casi bajo un 50%.

Si tienes un horizonte temporal definido de plazo largo tendrá que ver que pasó en un periodo largo (y no solo en el año siguiente), si es así y revisa qué paso si compro en el peor momento posible y dejó 10 años te darás cuenta de que no solo no perdiste el 50%, sino que al cabo de 10 años estamos en un máximo histórico superando los 2.400 puntos frente a los 1.500 puntos del peor momento posible en el verano del 2007.

Bolsas nacionalesEste mismo ejercicio lo podemos hacer en este mismo gráfico para otros periodos y las conclusiones son las mismas a menos que a adrede cojamos el peor momento para comprar  y el peor momento para vender casi siempre acertaremos.

Adicionalmente si miramos la bolsa desde comienzos de los años 70 hasta el 2011 las conclusiones son similares. La máxima bajada de renta variable en un indice mundial  para un periodo de un año es algo menor del 50% en esos casi 40 años y sin embargo  la rentabilidad medía rondaría el 9%, esto es 10.000 euros invertidos en 1970 se hubieran transformado en mas de 300.000 €.

Esto, ¿quiere decir que debemos estar en bolsa y estar dispuestos a perder el 50%? rotundamente no. Esto lo que quiere decir es que, en horizontes temporales largos, es una buen opción y que debe de contar con expertos en la materia que te aconsejen cómo gestionar sus ahorros a plazo largo. Fondos.com es una opción efectiva orientada a plazo largo, consúltanos.

No sabes invertir y lo sabes
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar