Puntuar

En Fondos tratamos de dejar muy claro que nuestro enfoque de inversión se basa en la proyección a largo plazo, y bajo esa premisa desarrollamos nuestra estrategia. Este planteamiento suele provocar la siguiente pregunta: ¿qué entendemos por “a largo plazo”?

Para nosotros, la inversión a largo plazo implica al menos cinco años. En este artículo trataremos de abordar por qué fijamos ese número como mínimo, así como otras consideraciones para navegar ese periodo de tiempo.

Invertir a largo plazo es positivo si no se va a necesitar ese efectivo

Antes de comprometerse a invertir a largo plazo, es importante comprender el rendimiento de una cartera de inversiones en relación con el riesgo y el momento. De acuerdo con nuestras estadísticas compiladas tras años de experiencia y análisis de los mercados financieros, hemos concluido que la probabilidad de pérdida con el tiempo para una cartera hipotética diversificada se reduce conforme pasan los años, desde un aproximado 30-40% en el primer año a un 22% después de cinco años o a un apetecible 14% a los 10 años.

La probabilidad de pérdida esencialmente disminuye con el horizonte de inversión. Esto se debe a la tasa de rendimiento positiva esperada incluso en una cartera de riesgo, que captura la compensación que un inversor gana por el paso del tiempo (la tasa libre de riesgo) y por el riesgo de soportar esa cartera (la prima de riesgo). Del mismo modo, la tasa de rendimiento positiva de la cartera genera una cola progresivamente más larga de resultados al alza.

Sin embargo, incluso una cartera bien diversificada no es inmune a un elevado riesgo de fuertes caídas en el muy corto plazo. Dicho esto, esta posición se vuelve mucho más tolerable después de cinco años. Por lo tanto, correr el riesgo de obtener un rendimiento adicional podría ser útil si no va a realizar un gasto importante hasta varios años en el futuro y opta por una cartera muy diversificada.

New Call-to-action

Considera otras opciones para grandes compras a corto plazo

Las razones principales de una retirada de efectivo de una cuenta de inversión deben ser gastos importantes como pagar la educación de los hijos o la compra de un automóvil o una casa. Cuando se trata de estos gastos importantes, no puede permitirse correr ningún riesgo a medida que se acerca la fecha de compromiso. En otras palabras, si ya has ahorrado lo suficiente para hacer un pago inicial en un apartamento, entonces la oportunidad de ganar un 10% adicional mientras esperas no vale la pena, ya que el valor de tu cuenta podría disminuir en un 10%. Nuestro consejo: que nada obstaculice ese pago, y más si es importante.

Por lo tanto, si necesitas realizar un gasto a corto plazo y no puedes permitirte el lujo de perder dinero invirtiendo, la recomendación es optar por una opción de muy bajo riesgo, como una cuenta de divisas, una cuenta de ahorros o un depósito a plazo fijo.

Tampoco creemos que una cartera diversificada de fondos indexados sea el vehículo adecuado para su fondo de emergencia. En Fondos opinamos que se debe guardar el importe equivalente a al menos de tres a seis meses de los gastos cotidianos en una cuenta de bajo riesgo antes de comenzar a pensar en invertir.

A menudo se nos pregunta si valen la pena ciertos productos, en un entorno de tasas de interés muy bajas como el actual. La pregunta surge porque muchas personas se preguntan por qué deberían guardar su dinero en una cuenta que genera un rendimiento por debajo de la tasa de inflación. A corto plazo, el poder adquisitivo perdido debido a ganar menos que la tasa de inflación no te afectará tanto como la volatilidad asociada con una cartera diversificada orientada a la renta variable, lo que podría matar tu capacidad para realizar su gasto importante.

Diversifica, contribuye regularmente y minimiza los impuestos para generar las mejores devoluciones a largo plazo

Sin embargo, e incluso teniendo en cuenta el riesgo, es mucho mejor que inviertas en una cartera diversificada como la que podemos diseñarte en Fondos si estás dispuesto a dejar que se acumule y crezca a largo plazo. También debes aumentar constantemente tu cartera a largo plazo a medida que ahorras dinero sin importar el rendimiento de los mercados financieros. Es probable que a la larga estés mucho mejor si agregas efectivo a tu cuenta de inversión cuando los mercados financieros disminuyen. Los beneficios de una cartera diversificada con estrategias como la recolección de pérdidas fiscales y la recolección de pérdidas fiscales a nivel de existencias podrían ser enormes, pero solo si tienes una perspectiva a largo plazo.

No sabes invertir y lo sabes
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.Juan Puente
Posts recientes

Buscar