Pronóstico para los mercados: turbulencias
5 (100%) 17 votos

El año pasado fue relativamente tranquilo (y anómalo) en términos de volatilidad de los mercados bursátiles, que parecieron ignorar cualquier amenaza y mantuvieron niveles al alza (por ejemplo, el Dow Jones, marcando 12 meses seguidos de récord).

Sin embargo, desde febrero de este año parece que han cambiado las tornas, y que la volatilidad ha vuelto para, por lo pronto, quedarse.

Normalmente, un cambio brusco de este calibre hace saltar las alarmas entre los inversores. ¿Por qué ahora? ¿Hay alguna razón legítima por la que preocuparse? ¿Hay alguna guerra comercial en ciernes?

Y un largo etcétera.

Así las cosas, el hecho de que la volatilidad haya vuelto no implica que el mercado no pueda continuar ofreciendo retornos, pero lo hará en medio de fuertes vaivenes. La pregunta que hay que formularse no es tanto su origen como la duda de si esta situación será la nueva normalidad para este año. En Fondos.com hemos analizado algunas claves para entender los mercados en 2018.

 

El papel de los Bancos Centrales

Este año ha arrancado con pequeñas caídas en las previsiones para la eurozona y con fuertes subidas en EEUU debido a la reforma fiscal. En 2018, la Reserva Federal ha retirado estímulos y, a raíz de algunos cambios, se teme que las tasas de interés suban más rápido de lo que se había anticipado (a ritmo de 2017).

Con las tasas de empleo recuperándose en EEUU y en Europa y una estimación de crecimiento del PIB, el diagnóstico de que la economía se está saneando. Así, los Bancos Centrales podrían reducir su apoyo monetario, tras años de inyecciones de liquidez, cosa que ajustará la incertidumbre y presionará la volatilidad. Partiendo de mínimos históricos de las tasas de interés, era de esperar que aumentaran en 2018, pero las expectativas de crecimiento han cambiado y se han acelerado.

New Call-to-action

El fin de los goldilocks

En el arranque del año se popularizó la expresión goldilocks (ricitos de oro) para hablar de un escenario idílico para el mercado con un crecimiento sincronizado y sostenido de la economía con una inflación baja. Sin embargo, parece que hay consenso entre expertos de que ese esta tendencia alcista ha llegado a su fin, lo que, inevitablemente, llevará a un aumento de la volatilidad.

 

Ajustes financieros para las empresas

Cuando las tasas de interés suben, no hay solo una reacción del mercado; la subida también tiene consecuencias reales sobre cómo operan las empresas. El aumento de las tasas de interés puede hacer que sea más costoso para las grandes empresas públicas pedir prestado dinero, y este gasto adicional tiene un impacto en la valoración de aquellas empresas que terminan endeudándose a un coste mayor. Si esto se produce en varias grandes empresas, se convierte en una tendencia que acaba por afectar la volatilidad del mercado y debilita posiciones y percepción.

 

La inflación

En escenarios históricos, un fuerte crecimiento del PIB y el aumento de las tasas de interés han llevado a un aumento de la inflación, es decir, el coste de los productos y servicios aumenta. En los últimos años, la inflación ha estado por debajo de niveles peligrosos, pero a medida que cambia el entorno económico, algunos inversores podrían estar reaccionando ante un posible aumento de la inflación, aunque no necesariamente implique menores rendimientos.

 

En conclusión

Los puntos anteriores pueden ayudarnos a comprender el cambio reciente en la dirección del mercado, pero no necesariamente predicen nada sobre el futuro. En tiempos de mayor volatilidad, los inversores deben asegurarse de centrarse en las cosas que pueden controlar, como cuánto están ahorrando y si están manteniendo adecuadamente los niveles adecuados de riesgo para sus objetivos.

En Fondos.com recomendamos prepararse y protegerse, en la medida de lo posible, de los altibajos del mercado, porque una decisión drástica en un momento puntual puede comprometer el buen progreso de unas inversiones durante un periodo de tiempo mucho más largo. Las recientes turbulencias son un buen recordatorio de que las inversiones que asumen riesgos pueden verse recompensados, y que el camino al mejor rendimiento rara vez es una línea recta.

 

No sabes invertir y lo sabes
Posts recientes

Buscar