En Artículos
¿Tomas algo para ser feliz? Sí: decisiones
5 (100%) 11 votos

Una de las preguntas más frecuentes que hemos recibido, y que no nos sorprende dada nuestra propuesta innovadora en el mercado español, es: ¿vosotros, como profesionales, sois propietarios de acciones? ¿Ponéis vuestros ahorros en el mismo sitio donde pondréis los míos?

Esto es una obviedad: como si la prensa le preguntara a un político sobre la última vez que dijo una mentira. Para aquellos que no lo sepáis, Fondos.com presenta una iniciativa pionera, una nueva forma de hacer las cosas en el mercado de los fondos de inversión para presentar a nuestros clientes el mejor abanico de opciones posible a la hora de invertir. Y, por supuesto, creemos que nuestra solución es única y sorprendente.

La inversión pasiva

Pongamos el ejemplo de Burton Malkiel, un reputado economista, creador de la inversión pasiva, una estrategia que se fundamenta en la idea de que es casi imposible mejorar el rendimiento del mercado, en su conjunto, a largo plazo, o sea, batir los índices bursátiles. En su imprescindible publicación, Un paseo aleatorio por Wall Street, de 1975, habla de la bolsa de forma sencilla y sin complicaciones. Para probar su teoría, describe un experimento en el cual un grupo de chimpancés lanza dardos al azar, contra la sección de bolsa de un importante periódico económico, el Wall Street Journal, para escoger acciones. En este experimento, los resultados superaron los logros de un grupo de inversores profesionales. Ese periódico suele repetir este experimento, normalmente con el mismo resultado a favor de los chimpancés.

Juan Palacios Raufast, autor español y profesor de IESE, suscribe la teoría de la inversión pasiva, a la cual dedica varios capítulos de su libro Finanzas Personales, recomienda este buen método para invertir pensando en el mañana. Si les hiciéramos, a estos dos autores, la pregunta que abordamos en este artículo, tal vez nos responderían afirmativamente, manteniendo siempre la premisa de que, en sus carteras de inversiones, las acciones representaran un porcentaje lo suficientemente pequeño.”

En Fondos.com no podemos estar más de acuerdo. Sabemos que nuestros clientes viven en el mundo real y que, de vez en cuando, se ven tentados a comprar acciones basándose en sus propios conocimientos, en las noticias de los mercados financieros o en la sugerencia de un familiar o amigo cercano. Un poco en cada cesta, diversificando, pero adentrándose en el mercado para buscar una buena rentabilidad futura para nuestras finanzas personales.

Así que adelante, te sugerimos que inviertas y compres acciones de la misma manera que los doctores recomiendan no ser exageradamente estrictos en una dieta, a la hora de abordar un problema de salud o sobrepeso. De vez en cuando te mereces darte un capricho. A veces, salirte de la línea establecida es bueno y puede traerte gratificaciones personales y, en el caso de los fondos de inversión, ¡económicas!

Comprar acciones no es más que un capricho financiero. Depender únicamente en inversiones pasivas, tales como los fondos de inversión, puede parecer aburrido, pero los resultados demuestran que es la mejor manera de invertir tu dinero.

Nuestro consejo en inversión

Una vez hayas puesto a salvo un fondo de emergencia, con rentabilidad garantizada, considera depositar un 90 % del dinero restante en una inversión pasiva como la que presentamos desde Fondos.com y el 10% restante en acciones individuales. Incluso si pierdes dinero, en la partida asignada a acciones individuales, la pérdida será menor que si hubieras invertido todo tu dinero en estas acciones.

Por cierto, que no te sorprendas si tus acciones individuales funcionan mejor que tu cuenta en Fondos.com en el corto plazo, porque a largo plazo la cosa cambiará. Recuerda que el 9.8 % de los gestores profesionales de fondos de renta variable domésticos tuvieron un mejor rendimiento que su punto de referencia del año pasado, pero solo el 5.4 % fueron capaces mantener esta tendencia durante 5 años.

form-7-claves
Posts recientes

Buscar