Dónde Invertir 6000 euros. Guía Práctica
4.5 (90.77%) 26 votos

Si tienes algún tipo de duda en cuanto a la gestión de tus ahorros aquí encontrarás una guía práctica para invertir 6000 euros de la mejor forma posible.

Estamos viviendo tiempos de incertidumbre en la política mundial, de cambios en la política monetaria europea y subidas de tipos de interés en Estados Unidos.

Es necesaria una gestión activa y flexible para aprovechar todas las oportunidades y eludir los riesgos que nos presentan los mercados.

Es momento para una visión cortoplacista. Para ello, no solo la flexibilidad en la gestión se hace imprescindible. Necesitamos una correcta diversificación en nuestros ahorros.

Las inversiones exigen hoy en día exigen una gestión eficaz. Una capacidad de maniobra para rotar el capital y realizar ajustes de forma ágil. Los mercados y el mundo en general cambian a un ritmo vertiginoso.

Veremos cómo se puede conseguir esto y donde invertir 6000 euros y gestionarlos con pericia.

La necesidad de diversificar

La diversificación es de suma importancia a la hora de invertir. Esto significa que no debemos colocar los 6000 euros (el 100% de nuestro capital) en un solo activo, un solo sector o tan sólo un tipo de activos como la renta variable.

Tal y cómo asegura Benjamin Graham (maestro de Warren Buffett): es recomendable tener entre un 25 y un 75% de nuestra cartera en renta fija. El porcentaje variará según nuestra tolerancia al riesgo y las condiciones de mercado.

También se aplica la diversificación a la localización geográfica de los activos invertidos. Si por ejemplo colocásemos un 25% en Deuda Pública española y el otro 75% en una cartera de renta variable compuesta por:

  • Santander y BBVA (sector bancario)
  • Meliá y eDreams (sector turístico)
  • Acerinox (sector industrial)
  • Amadeus (sector tecnológico)
  • Ferrovial (sector construcción)
  • Colonial (sector inmobiliario)
  • Repsol, Iberdrola y Enagás (sector energético)
  • Viscofán (sector de consumo)

Es posible pensar que la cartera está bien diversificada. Todas estas acciones son favoritas dentro de sus respectivos sectores (según expertos de Bankinter),  y tenemos un 25% en renta fija para aminorar el riesgo mediante la diversificación y seguir el consejo del maestro Graham. Pero no es así, nos enfrentamos a dos tipos de riesgo.

El primero de ellos es que todos los valores de nuestra cartera tienen un mismo denominador: España.

España, como cualquier otro país, tiene sus riesgos internos. Estos riesgos pueden tener origen en tensiones políticas, sociales o de cualquier otra índole. La economía impregna a todo acontecer y un contratiempo puede alterar los resultados empresariales. Esto se traslada a la valoración que tienen los activos en los que tenemos colocados nuestros ahorros.

El segundo riesgo es la propia estructura de la cartera. ¿Cómo debemos ponderar tales acciones dentro de nuestra cartera?, ¿qué sectores deben tener más peso?, ¿qué condiciones les exigiremos a las acciones para que puedan formar parte de nuestro portfolio?

Con la parte de la cartera invertida en renta fija sucede exactamente lo mismo. Toda la deuda es Pública, toda pertenece a España y nos enfrentamos a las mismas dudas ¿Qué plazo de duración es el correcto?, ¿cómo debo ponderar entre deuda pública y privada?, ¿cómo puedo gestionar el riesgo de crédito global?, ¿tan sólo Deuda Pública, privada, o ambas?

Una cartera de inversión es mucho más que la simple agregación de activos. Una cartera se construye y a partir de ahí tiene un riesgo, una rentabilidad y un comportamiento propio. Es necesario tener conocimientos en cuanto a la correcta diversificación. En caso contrario deberíamos dejar en manos de un profesional.

El inversor medio en muchas ocasiones cree que su cartera está correctamente diversificada. Sin embargo las correlaciones entre los activos que la componen y el riesgo total de cartera  dicen lo contrario.

Dónde invertir 6000 euros de forma correcta

Ahora veamos un ejemplo de una cartera de renta variable española bien estructurada. Durante un período de tensiones políticas en España que han conseguido imprimir retrocesos en los gráficos del Ibex 35 esta cartera ha estado manteniendo una rentabilidad positiva.

Esta cartera la compone el fondo de inversión azValor Iberia FI. Entre un 75% y un 90% de la exposición total es en valores de renta variable española, de cualquier capitalización y sector (el resto lo invierte en renta fija). Este fondo logró una rentabilidad acumulada en lo que llevamos de año de un 20,51%.

Las acciones están diversificadas por sectores de la siguiente forma:

  • Materiales básicos: 19,32%
  • Consumo cíclico: 7,13%
  • Servicios financieros: 3,45%
  • Consumo defensivo: 8,56%
  • Salud: 3,68%
  • Servicios de comunicación: 17,26%
  • Energía: 11,40%
  • Industria: 29,19%

Sin duda, su buen comportamiento en períodos de incertidumbre en España es un aval de que la estructura de cartera es la correcta.

Dada la rentabilidad anual, la capacidad de conseguir rentabilidad positiva durante un período de caída del mercado y las buenas perspectivas para la renta variable europea en general estamos ante un buen fondo de renta variable.

Puede merecer la pena invertir entre un 10 a un 20% de nuestros 6000 euros si entramos dentro de aquellos inversores con un perfil  que les permita un alto porcentaje de renta variable.

Esto es sólo un simple ejemplo.

Sigue leyendo y verás cómo puedes construir tu propia cartera bien diversificada. Los productos con una correcta diversificación por antonomasia son los fondos de inversión. ¿Pero cuáles?

En breve verás algunos de ellos.

New Call-to-action

Definir nuestro riesgo y ponderar

¿Cómo decidimos dónde invertir 6000 euros y qué porcentaje vamos destinar a unos u otros tipos de fondos?

En este punto debemos atender a nuestro perfil de riesgo, en base a nuestras características personales y financieras. Es uno de los puntos más críticos de la inversión.

Los fondos de inversión se dividen en categorías. Las categorías se establecen en función de la vocación inversora que presentan. Tan sólo se trata de la política de inversión, las directrices para componer la cartera de activos. Esta vocación inversora define el riesgo, ergo, la categoría de los fondos define el riesgo asumido.

Por lo tanto, tan sólo debemos determinar nuestro perfil de riesgo y escoger fondos de inversión de una categoría que se adapten a dicho perfil.

Automatiza tu perfil de riesgo con un robo advisor

Para ello es útil recurrir a un robo advisor, un programa informatizado que actúa como asesor financiero. En este programa se introducirán los imputs referentes a nuestra situación personal y financiera. Los algoritmos de este programa marcarán nuestro perfil de riesgo en base a los mencionados “imputs”. El robo advisor también nos indicará el porcentaje de los 6000 euros que se debe destinar a las distintas categorías de fondos pertinentes para componer una cesta de fondos adaptada a nosotros.

La parte positiva es que a través de robo advisor las comisiones y costes de asesoramiento se reducen notablemente. En momentos que exigen una gestión activa esta reducción de costes no es para nada algo despreciable.

Podría ser que se tenga un perfil conservador, en el cual primen los fondos de renta fija y como mucho tendríamos en nuestra cesta un fondo mixto. También podría darse el caso de componer una cesta de fondos moderada; o bien agresiva, dando más peso a la renta variable.

Es posible incluso que, para los inversores con mayor tolerancia al riesgo, pueda resultar interesante unos tipos de fondos más agresivos, cómo los que invierten en renta variable de mercados emergentes o incluso en criptodivisas. Estos ahorradores podrían plantearse el destinar alrededor de un 10% de los ahorros si su tolerancia al riesgo lo permite (entre 600 y 900 euros).

En cualquier caso, pueden consultar un artículo sobre cómo elegir un fondo de inversión.

Ejemplo de inversión de 6.000 euros en fondos

Una cesta de fondos equilibrada, sin duda contendrá en torno a un 50% (3000 euros) en renta fija y el otro 50% (o similar). Pero debido a las condiciones de riesgo de cada inversor los porcentajes de deben ajustar mejor. Un robo advisor nos ayuda mucho en esta labor y además con menores costes.

Podrían, por ejemplo, gestionarse los 6000 euros de la siguiente forma:

  • 20% (1200 euros) en fondos de renta variable nacional.
  • 40% (2400 euros) en fondos de renta variable europea.
  • 25% (1500 euros) en fondos de renta fija global de corto plazo.
  • 15% (900 euros) en un fondo de renta fija mixta.

Esto es sólo un ejemplo de una cesta de fondos de inversión moderada, pero bastante dinámica. La renta variable tiene más peso (se sobrepondera). El tipo de fondo y los porcentajes a destinar deben adaptarse según nuestras condiciones, preferencias y perfil.

Las posibilidades son prácticamente infinitas y lo que aquí se trata es de exponer una guía. Unas directrices a modo de ejemplo de cómo invertir 6000 euros, por ello vamos a ver algunos ejemplos de fondos.

Perspectivas y ejemplos en renta fija

Los activos de renta fija no están pasando por su mejor momento.

Por un lado se esperan nuevas subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal, lo que producirá una caída de la valoración.

No obstante, llegará un punto en que sea atractiva la entrada en renta fija de Estados Unidos, cuando los tipos de interés alcancen niveles interesantes. Por lo pronto hay que tener precaución y paciencia.

En nuestro continente la renta fija no está mucho mejor. El entorno de bajos intereses y los cambios en política monetaria del Banco Central Europeo pueden hacerle daño. Aunque no se esperan subidas de tipos de interés en el corto plazo, es posible que Mario Draghi revele sus planes de abandono paulatino del programa de compra de activos. Retirando de esta manera los planes de estímulo. Se recomienda lo mismo, precaución y paciencia.

Para colmo, la inflación apunta al alza. Los precios del Crudo Brent presionan en tal sentido, una vez rota la barrera de los 60 dólares el barril.

Las estrategias a seguir en renta fija pasan todas por controlar el “riesgo de duración”. De esta manera la cartera debe estar compuesta por activos de corto plazo.

Esto limitará los riesgos del entorno monetario y posibles repuntes inflacionarios. En renta fija, cuanto más corta sea su duración, menos sensible es a los estímulos externos de política monetaria y tipos de interés. Por el contrario también ofrece menos rentabilidad. En pro de la rentabilidad podemos jugar con el “riesgo de crédito”.

Un fondo que ofrece tales características de es el Mzinich Enhanced Yield Short Term Fund Hedged Euro Accumulation. Este fondo de inversión, de la categoría de renta fija global, adquiere valores con un buen rendimiento ajustado al riesgo asumido. El fondo invierte principalmente en activos con calificación BBB.

Si se tiene una mayor aversión al riesgo, es usted más defensivo y pretende destinar un alto porcentaje de los 6000 euros a renta fija (en torno a un 50% o más), puede combinar con otro fondo de inversión de renta fija a corto plazo en activos europeos.

El UBS Corto Plazo Euro FI es una buena alternativa. Este fondo tiene como preferencia activos españoles, tanto públicos como privados (mínimo del 50%). El resto de la cartera es colocada en emisores y mercados de la zona euro. Su rentabilidad anual acumulada anual es de un 6,08%.

De lo contrario, si usted no tiene una aversión al riesgo tan alta y no le interesa una estrategia de renta fija tan conservadora, puede incluir un fondo mixto moderado. De esta forma creará una cartera con ambos tipos de activos.

Un buen fondo de estas características puede Allianz Strategy 50 CT Eur. Con una volatilidad de un 3,89% ha conseguido un 10,16% de rentabilidad acumulada en el último año. Pero si nos vamos a períodos más largos podemos decir que este fondo ha conseguido en el último trienio una rentabilidad acumulada de 19,88%. Por si esto fuese poco, en el último lustro (5 años) ha conseguido un 57,63%.

¿Cómo lo ha hecho?

En principio es un fondo mixto moderado global. Estos fondos no tienen definida de forma precisa su política de inversión. Puede invertir en cualquier activo, mercado y divisa. Sin embargo este fondo dedica el 50% de la cartera  a renta fija a medio plazo y el otro 50% a renta variable. No se centra en un mercado en concreto.

Perspectivas y ejemplos en renta variable

Este tipo de activos son los favoritos según varias fuentes de expertos. La Bolsa a nivel global está teniendo un buen comportamiento. Los índices de crecimiento económico y las expectativas de beneficios empresariales invitan al optimismo.

Hay que tener cuidado con la situación geopolítica. Este puede ser el mayor factor de riesgo en cuanto a la renta variable. Los expertos de Allianz Gestor Investors afirman que:

“La geopolítica es ahora el riesgo más importante para los inversores y ésta conservará su potencial de desestabilización de la economía global”.

Volvemos siempre al mismo punto: una gestión activa y eficaz podrá superar este riesgo. Si en una región aparecen riesgos políticos siempre se puede rotar el capital hacia otra. Es necesaria la liquidez en las inversiones.

En concreto, los grandes inversores apuestan por la renta variable europea. Piensan que el ciclo americano se está agotando y que la rebaja fiscal de Donald Trump tan sólo es un espejismo para intentar aguantar subidas bursátiles, pero el mercado está sobrecomprado.

Además ya se encuentra descontada. Los sectores anticíclicos, como el de servicios públicos o productos básicos pueden ser los recomendables.

Los expertos prefieren los valores europeos debido además a un entorno de poca inflación (aunque la inflación puede repuntar al alza, la renta variable no es tan sensible como los activos de renta fija), tipos bajos, un buen crecimiento económico y de beneficios empresariales.

Los fondos de renta variable europea han tenido rentabilidades en torno al 20% últimamente y se espera que las condiciones macroeconómicas no varíen demasiado.

He aquí algunos de los fondos de renta variable europea que mejor se han comportado:

  • ROWE PRICE EURP SLLER CIES E
  • BLACKROCK EUROPEAN EQUITY INCOME FUND
  • AB FCP I- EUROZONE EQUITY PORTFOLIO A EUR
  • ALLIANZ EUROLAND EQUITY GROW AT EUR
  • CARMIGNAC PORTFOLIO GRANDE EUROPE A EUR
  • DIGITAL FUNDS STARS EUROPE ACC
  • ALKEN FUND – EUROPEAN OPPORTUNITIES CLASS R

Si se trata de un inversor con suficiente tolerancia al riesgo, puede destinar un mayor porcentaje de sus ahorros (60% o más). En tales casos no estaría mal buscar una sobreponderación combinando un fondo europeo con el azValor Iberia FI (ya visto).

Conclusiones sobre dónde invertir 6000 euros

Casi todos los expertos coinciden en que la renta variable es la gran favorita y, aunque la renta fija no ofrece buenas rentabilidades, no es mala idea destinar un porcentaje de nuestros ahorros como un modo más de diversificación (según Benjamin Graham).

Ante todo debe primar la gestión activa y la flexibilidad para rotar nuestros ahorros. El producto ideal para llevar a cabo este tipo de gestión son los fondos de inversión por su total liquidez y la ventaja de exención de tributación por el traspaso entre fondos. Aunque no debemos despreciar su capacidad de diversificación de una cartera y la gestión profesional.

Un robo advisor nos facilita la tarea de construcción de nuestra cesta de fondos con unos menores costes de gestión.

Existen fondos de inversión con estrategias adaptadas a las perspectivas económicas, tanto en renta fija como para renta variable.

El objetivo es gestionar nuestros 6000 euros de la mejor forma posible. Teniendo la liquidez para rotar de una categoría de fondos a otra y una  correcta diversificación de activos, sectores, localización geográfica y categorías de inversión, es posible tener el riesgo bajo control sin renunciar a nuestras preferencias y objetivos.

powered by Typeform
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar