En Artículos
Fondos mixtos: Qué son y cómo elegir sabiamente
4.8 (95.71%) 28 votos

Los fondos mixtos son una de las categorías de fondos de inversión más amplias, flexibles y discrecionales que existen.

Podrían clasificarse como idóneos para perfiles moderados, pero únicamente dentro de esta categoría se pueden encontrar fondos para todos los gustos.

Se debe saber qué tipos de fondos mixtos existen, qué características tienen y qué rentabilidades medias están presentando. Esta información junto con un adecuado estudio de nuestro perfil de riesgo como inversores nos abrirá el camino para elegir un fondo mixto sabiamente.

Vamos a ver cómo este producto financiero, por su amplia extensión y margen de maniobra concedido al gestor, puede ser ideal para cualquier tipo de ahorrador.

No obstante es necesario afinar el tiro antes de disparar y esto es lo que vamos a aprender hoy.

¿Qué son los fondos mixtos?

Groso modo se pueden definir los fondos mixtos como aquellos que combinan en sus carteras tanto renta fija como renta variable.

Decimos “groso modo” porque en realidad existen múltiples subcategorías dentro de los fondos mixtos, de ahí la problemática a la hora de elegir uno.

No es tan sencillo como simplemente combinar ambos tipos de activos, hay que decidir también en qué proporción.

Objetivos de los fondos mixtos

Pero comencemos por el principio. Un fondo mixto fue creado para aportar estabilidad a un fondo de renta variable mediante la inclusión de activos de renta fija en su cartera. De esta forma creamos un producto que se encuentra a medio camino entre los fondos de renta fija y los de renta variable, en cuanto a riesgo se refiere.

Desde otro punto de vista, también se podría pensar que lo que se pretende es incorporar renta variable a una cartera de renta fija para aumentar la rentabilidad, manteniendo siempre un nivel de riesgo ajustado.

¿Cuál de las dos visiones es la correcta? ¿Se crea un fondo mixto para proteger una cartera de renta variable o, al contrario, lo que se pretende es aumentar la rentabilidad de una cartera de renta fija?

Atendiendo al porcentaje de cada uno de los dos tipos de activos que se incorporen a la cartera del fondo se podrá determinar la visión que tiene el gestor sobre estas cuestiones.

En principio debemos tener claro que un fondo mixto es una categoría de fondos de inversión. Las categorías fueron creadas en conjunto por la Comisión Nacional del Mercado de Valores e Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva) para ofrecer un criterio a los ahorradores y poder elegir un fondo de inversión a su medida.

Lo que nos indica la categoría del fondo es la vocación inversora.

Dicho de otro modo, las directrices que tiene el fondo a la hora de decidir qué activos integrarán su cartera y los porcentajes de los mismos.

La vocación inversora define el nivel de riesgo que el fondo puede asumir y esta información es muy útil a los fondistas.

Así pues, un fondo mixto tendrá más rentabilidad y riesgo que un fondo de renta fija, pero menos que uno de renta variable.

¿Pero esto es todo lo que necesitamos saber?

Por supuesto que no.

Esta información es muy general, no nos indica el porcentaje de cada tipo de activos, y por ende, la visión que tiene el gestor, o el perfil de riesgo concreto.

Por ello se han creado diferentes subcategorías dentro del universo de los fondos mixtos.

New Call-to-action

Tipos de fondos mixtos

Hay que destacar que los fondos mixtos son productos muy flexibles. En realidad todos los fondos de inversión son productos flexibles, esta es una de sus ventajas. Sin embargo, esta categoría se caracteriza por ser especialmente dúctil.

No existe un porcentaje fijo para determinar los tipos o subcategorías. Existen unos rangos y el gestor del fondo goza de un amplio margen de maniobra para establecer sus criterios acerca de la estrategia.

También debemos indicar que existen otros factores para definir las categorías de fondos mixtos. Dependiendo de la zona geográfica en la que principalmente tengan origen los activos seleccionados y la exposición a una divisa concreta se establecen múltiples tipos.

Según Inverco, las categorías son:

Renta fija mixta euro

Caracterizados por no poder tener un porcentaje de exposición a la renta variable mayor o igual a un 30% del total de la cartera. También deben tener una exposición a activos en moneda extranjera menor o igual a un 30% del total.

Renta fija mixta internacional

Deben tener una exposición a la renta variable menor de un 30% del total de la cartera, pero tienen más de un 30% en activos emitidos por entidades radicadas fuera del área euro y denominados en divisa extranjera.

Renta variable mixta euro

Deben tener un porcentaje de renta variable en su cartera de entre un 30% y un 75% (ambos porcentajes inclusive). No pueden tener más de un 30% de exposición a activos emitidos en  moneda que no sea el euro.

Renta variable internacional

La distribución de la cartera es igual que para la renta variable mixta euro, sólo que en este caso pueden tener un porcentaje de exposición a otra divisa que no sea el euro mayor a un 30%.

Nota: Si un fondo de inversión tiene más de un 75% de su cartera en activos de renta variable pasa a la categoría de “renta variable” propiamente dicha (euro o internacional). En caso de la categoría de renta fija no pueden tener ninguna exposición a la renta variable (solo con incluir un solo título de renta variable pasarían a la categoría de mixtos).

Como se puede comprobar la clasificación es bastante simple. Es susceptible de ser más acotada, los márgenes son muy amplios. Por ello, la empresa dedicada a distribuir información sobre fondos de inversión VDOS estableció unas categorías más precisas:

  • Mixto Conservador España: Tienen exposición a la renta variable inferior al 35% del total de la cartera. Los emisores de los activos deben estar domiciliados en España.
  • Mixto Conservador Euro: Ídem, pero con emisores domiciliados en la eurozona y activos denominados en euros.
  • Mixto Conservador Global: Ídem, pero con emisores domiciliados en países de la OCDE y denominados en moneda distinta al euro.
  • Mixto Moderado Euro: Con una exposición a la renta variable de entre el 35% y el 65% de su cartera (ambos porcentajes inclusive). Los emisores de los activos deben estar domiciliados en la zona euro y los activos denominados en euros.
  • Mixto Moderado: Ídem al anterior, solo que los emisores deben estar domiciliados en países de la OCDE y denominado en una divisa distinta al euro.
  • Mixto Agresivo España: Tienen una exposición a la renta variable superior al 65% del total de su cartera. La cartera debe estar compuesta con activos emitidos por entidades domiciliadas en España y denominados en euros.
  • Mixto Agresivo Euro: Ídem al anterior, solo que los emisores de los activos de su cartera deben estar domiciliados en la zona euro y denominados en euros.
  • Mixto Agresivo Global: Ídem al anterior, solo que los emisores de los activos de su cartera debes estar domiciliados en países de la OCDE y en moneda distinta al euro.
  • Mixto Flexible: No cuentan con límites preestablecidos en la distribución de activos, divisa o zona geográfica de inversión. Son libres y las decisiones queda a criterio del gestor.

Nota: A los fondos conservadores también se les llama defensivos.

¿Qué tenemos que tener en cuenta para elegir un fondo mixto?

Sabemos lo que es un fondo mixto, sabemos en qué se basa, sabemos distinguirlos y clasificarlos. Ahora solo nos falta saber elegir uno.

Vamos a ello.

Como primera tarea debemos tener claro cuál es nuestro perfil de inversor. Si nosotros como inversores no sabemos qué nivel de riesgo podemos asumir, no podremos dar con el fondo adecuado.

Las inversiones no se plantean en términos de rentabilidad dejando el factor riesgo en segundo lugar (esto sólo en los casos en los que se tenga presente).

Al contrario, las inversiones se plantean en términos de riesgo y cuando hayamos decidido qué riesgo podemos soportar nos ocuparemos de escoger una rentabilidad adecuada ese nivel.

Los fondos de inversión se categorizan para poder elegir el adecuado a nuestro perfil de riesgo, de tal forma que para escoger sabiamente un fondo mixto debemos plantearnos la pregunta inicial ¿Se ajusta a mí una cartera de renta fija con un plus de rentabilidad o, por el contrario, me interesa una cartera de renta variable con un plus de estabilidad?

La pregunta está ligada a si presentamos un perfil de riesgo conservador, moderado o agresivo. En función de esto tan sólo debemos dar con el fondo adecuado dentro de las subcategorías que hemos estado viendo en el apartado anterior.

Para ser un poco más precisos, nos fijaremos también en la volatilidad del fondo. La volatilidad de un fondo de inversión es una información que se encuentra a disposición del futuro partícipe en el folleto informativo.

Unos baremos orientativos sobre la volatilidad y los perfiles de riesgo en los fondos de inversión podrían ser:

  • Menor a un 2%: Riesgo bajo
  • Entre un 2% y un 8%: Riesgo medio
  • Entre el 8% y el 20%. Riesgo alto
  • Mayor al 20%: Riesgo muy alto

Los fondos mixtos, por su propia naturaleza, deben ofrecen un riesgo medio, pero en realidad podemos encontrar fondos de esta categoría adaptados a cada perfil. Podemos afinar más informándonos sobre la volatilidad histórica a la hora de contratar un fondo de inversión, aunque con tan sólo ver la subcategoría tenemos una idea del tipo de perfil idóneo.

En cuanto a rentabilidades, vamos a dar los datos históricos para cada una de los tipos de fondos mixtos que ofrece VDOS. Se trata de la rentabilidad acumulada media de cada subcategoría en los últimos tres años:

  • Mixto Conservador España: 3,41%
  • Mixto Conservador Euro: 2,50%
  • Mixto Conservador Global: 3,66%
  • Mixto Moderado Euro: 2,41%
  • Mixto Moderado Global: 4,44%
  • Mixto Agresivo España: 10,22%
  • Mixto Agresivo Euro: 12,95%
  • Mixto Agresivo Global: 10,29%
  • Mixto Flexible: 7,83%

Con una buena perspectiva del perfil de riesgo, los datos medios trianuales de cada subcategoría y un control de la volatilidad tenemos toda la información necesaria para elegir adecuadamente en todo este maremágnum de fondos mixtos.

Nota: Se recomienda ver también el “Ratio de Sharpe”, mide la combinación entre la rentabilidad y el riesgo. Se define como la rentabilidad extra que se ha obtenido en comparación con los activos libres de riesgo (unidad de rentabilidad por cada unidad de riesgo asumida).

Ejemplos de unos fondos mixtos

Cartesio X

Dentro de la categoría Mixto Moderado Global, Cartesio Inversiones nos brinda este fondo de inversión con una rentabilidad acumulada trianual de un 7,22%, superando claramente la media de este tipo de fondos mixtos.

Con una exposición a la renta variable no superior a un 40% y una exposición a  mercado no europeos idéntica, el fondo pretende preservar el capital, invirtiendo principalmente en deuda pública de la zona euro.

Bestinver Mixto

Entramos en el territorio de los mixtos agresivos. Esta vez dentro de la categoría Mixto Agresivo España.

Hemos visto la política de inversión de este tipo de fondos. Únicamente resta decir que Bestinver Mixto en concreto presenta una rentabilidad acumulada trianual de un 21,75%. La volatilidad es de un 4,5%.

Merchfondo

La gestora Merchbank nos ofrece un Mixto Flexible con una rentabilidad acumulada trianual de, ojo, un 60,33%.

Todo hay que decirlo, la volatilidad es de un 19,73%, ideal para aquellos que presenten un perfil agresivo o bien pretendan destinar un pequeño porcentaje (alrededor de un 10%) a inversiones de este calibre.

Si nos vamos a la rentabilidad acumulada de los últimos 5 años, este fondo destroza la media de su categoría (26,39%) con un 154,98% nada menos.

La gestión es absolutamente discrecional. Pero no invierte más del 50% fuera de los países de la OCDE y un máximo de un 25% en renta fija de calificación crediticia media, el resto elevada. Tan sólo en un año puede conseguir una rentabilidad cercana a un 30%.

Como ves, los fondos mixtos son un producto financiero con bastante flexibilidad para cualquier inversor. Si aún tienes dudas, estaremos encantados de asesorarte.

powered by Typeform
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar