Puntuar

El Tesoro Público es un organismo de vital importancia para la política económica de nuestro país, su función principal es conseguir financiación: emite títulos de Deuda Pública…

Un Estado actúa como agente económico y tiene una serie de ingresos y gastos. Sin embargo, dadas sus características, normalmente los gastos de la Administración Pública son mayores que los ingresos que recibe. Para cubrir todos los proyectos de inversión requeridos y que garantizan el buen funcionamiento de la sociedad, el Estado se ve en la necesidad de endeudarse y el Tesoro Público es el encargado de gestionar dicha deuda.

¿Cómo funcionan las emisiones de Deuda Pública? ¿Qué valores emite el Tesoro Público? Este artículo está diseñado para responder a estas y otras preguntas. Vamos a analizar qué es y cómo funciona el Tesoro Público.

¿Qué es el Tesoro Público?

En realidad, cuando hablamos de tesoro público, hacemos referencia a una noción, un concepto que está compuesto por una gran cantidad de elementos. Todos estos elementos forman parte de un Estado y son utilizados para gestionar sus actividades económicas. De este modo, se cubren los ingresos y los gastos. El tesoro público, en su sentido amplio, puede definirse como “el conjunto de bienes y rentas que pertenecen a un Estado”.

No obstante, en un sentido más estricto, también utilizamos este término para designar el órgano administrativo encargado de llevar a cabo estas tareas (dirigir las políticas monetarias). Así pues, si nos referimos al Tesoro Público (español), hablamos de la Secretaría del Tesoro y Financiación Internacional, un organismo de derecho público que depende del Ministerio de Economía y Empresa.

El Tesoro Público es un órgano del país que tiene una gran importancia desde siglos atrás. Sin él no sería posible la financiación de todas las inversiones que el Estado necesita.

¿Para qué sirve el Tesoro Público?

Como norma general, la Administración Pública tiene unos gastos muy superiores a sus ingresos (provenientes, principalmente, de la recaudación de impuestos). Por consiguiente, debe pedirse dinero prestado, es decir, el Estado debe endeudarse. Es lo que se conoce como la Deuda Pública. El Tesoro Público tiene como principal tarea conseguir colocar esa deuda entre los inversores.

De esta forma, el Tesoro Público actúa como instrumento de financiación del Estado y es una pieza clave en la política económica y social.

Pero además de la gestión de las emisiones de deuda y el control de los riesgos financieros de la misma, el Tesoro Público realiza otra serie de funciones:

  • Atiende las obligaciones económicas del Estado, actuando como pagador y comprador. Dicho de otro modo, gestiona la caja.
  • Gestiona el control de pagos en el exterior, emitiendo avales del Estado, acuñando moneda y administrando la Caja General de Depósitos.
  • Investiga e inspecciona con fines de prevenir infracciones en los movimientos de capitales.

Sin embargo, la principal tarea del Tesoro Público es la emisión, gestión y control de la Deuda Pública.

New Call-to-action

¿Cómo emite deuda?

El Tesoro se encarga de proporcionar liquidez al Estado a través de las emisiones de deuda. Dicha deuda está instrumentada en valores de renta fija, los cuales son negociables en un mercado secundario (es decir, se pueden revender a otros inversores). Las emisiones se realizan a través de una subasta. Es lo que se conoce como las subastas del Tesoro Público y constituyen el mercado primario de Deuda Pública.

Cómo es lógico, aquellos inversores interesados en comprar Deuda Pública solicitan el pago de un interés por prestarle el dinero al Estado. En la subasta se establece la rentabilidad que obtendrán los compradores de estos títulos.

Por ejemplo, el Tesoro pretende conseguir un préstamo de 5 000 millones de euros para financiar una serie de gastos del Estado. Esta cantidad es fraccionada en títulos de renta fija, con un valor nominal de 1 000 euros cada uno. El Tesoro se encarga de fijar una fecha para la subasta de estos títulos y los inversores pueden acudir a este mercado primario y comprarlos, el interés que el Tesoro Público pagará por la compra de dichos valores se determina mediante subasta y se calcula en porcentaje sobre el valor nominal de los títulos.

A principios de año, el Tesoro establece un calendario anual de subastas. Existen dos tipos de subastas, las competitivas y las no competitivas. La diferencia entre ambas radica en la necesidad de los inversores de dejar claro desde un principio si realmente quieren presentar peticiones (competir en la subasta), con el riesgo de quedar fuera de la misma; o bien desean no competir y tener la seguridad de que quedarán dentro de la subasta y comprarán toda la Deuda Pública que hayan solicitado. El inversor que acceda a la subasta competitiva debe dejar constancia de manera expresa qué precio debe pagar por cada activo financiero (qué porcentaje sobre los 1 000 euros de valor nominal).

Como es natural, la rentabilidad a obtener es mayor cuando se ha formulado la petición de acceder a una subasta competitiva.

Una vez que el Tesoro ha realizado la subasta, da a conocer los datos y características de la misma al público a través del Boletín Oficial del Estado, la prensa financiera, Internet u otros medios a su alcance.

¿Qué valores de deuda emite?

Los valores de deuda del Tesoro Público son activos de renta fija y se dividen según el plazo de vencimiento de los mismos. Son los siguientes:

Letras del Tesoro

Este tipo de activos de renta fija tienen un vencimiento de 3, 6, 9 y 12 meses, es decir, son valores de corto plazo. Como norma general, las Letras del Tesoro a 3 y 9 meses se subastan el cuarto martes de cada mes, mientras que las Letras con un vencimiento a 6 y 12 meses se suelen subastar el tercer martes de cada mes. Estos valores de renta fija se emiten “al descuento”: se compran por el precio establecido en subasta y se devuelve el valor nominal a su vencimiento, no se pagan intereses periódicos.

Bonos del Estado

Se trata de activos de renta fija a medio plazo, concretamente a 2, 3 y 5 años. Generalmente se subastan el primer jueves de cada mes. Si quieres tener un conocimiento más profundo sobre los Bonos del Estado te recomendamos el siguiente artículo: “Qué son los Bonos del Estado”.

Obligaciones del Estado

Estos valores de Deuda Pública tienen un funcionamiento idéntico a los Bonos del Tesoro, la única diferencia es que la Obligaciones del Estado se emiten a largo plazo (a 10, 15 y 30 años). Suelen subastarse el tercer jueves de cada mes.

Los activos de Deuda Pública tienen un riesgo de crédito muy bajo, incluso son emisiones consideradas “libres de riesgo”. Además de ello, tienen una gran liquidez en el mercado secundario. Ahora bien, estas dos características provocan que su rentabilidad no sea tan atractiva como otro tipo de valores, como la renta fija privada o la renta variable. En circunstancias normales, cuanto mayor sea el plazo de vencimiento del activo, mayor será la rentabilidad a obtener.

Los títulos de deuda que emite el Tesoro Público son ideales para inversores conservadores, pueden combinarse perfectamente con otro tipo de valores, generando una cartera diversificada y adaptada a las necesidades específicas de cada inversor en cuanto a rentabilidad/riesgo se refiere. Existen fondos de inversión con múltiples estrategias de renta fija, e incluso los fondos mixtos, que incorporan Deuda Pública, con fines de dotar a la cartera de la estabilidad requerida o establecer una política de inversión prudente.

Recordemos que la diversificación en una cartera de renta fija reduce el riesgo, pudiendo jugar con otras variables para conseguir una mayor rentabilidad (como incluir otros activos con mayor riesgo de crédito o mayor duración). Los fondos de inversión, puesto que son patrimonios conjuntos, hacen posible una diversificación eficiente.

No sabes invertir y lo sabes
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar