Los activos defensivos y su importante papel en cualquier estrategia ganadora
5 (100%) 1 voto

En un mercado dominado por tendencias a la baja como el que parece ser que acabará siendo el de 2018, o en un contexto de elevada incertidumbre impulsado por los temores de nuevas guerras comerciales y cambios políticos de primer orden, los activos defensivos y activos refugio son el elemento que convierte una estrategia en ganadora.

En especial si son seleccionados de forma minuciosa, y en la proporción adecuada, para reducir la exposición al riesgo de una cartera de inversión y mantener una rentabilidad más que aceptable a largo plazo.

En periodos de altibajos y turbulencias de mercado, que ocurren de forma inevitable y a menudo, es más importante que nunca invertir en una cartera bien diversificada como parte de un plan estratégico de asignación de activos; puede ser una ayuda fundamental a la hora de prepararse para soportar los inevitables períodos de turbulencias sin sufrir por las consecuencias en la cartera.

Mantener la estrategia a largo plazo y evitar la tentación de hacer movimientos en pánico, o debido a circunstancias puntuales, es una de las disciplinas más importantes para una inversión de éxito a largo plazo.

En Fondos partimos de esta base de asignación y diversificación de activos, con un gran abanico de tipos de activos donde los activos defensivos y los activos refugio desempeñan un papel crucial, ya que proporcionan beneficios de diversificación, un retorno sostenible, ofrecen una seguridad adicional como equilibrio al riesgo superior de otros activos, y son de gran ayuda a mantener la calma durante las inevitables épocas de volatilidad.

La diferencia clave es que estos activos tienen una correlación bastante menor, lo que mejora el perfil de riesgo de cartera/retorno

New call-to-action

Los activos defensivos contribuyen a compensar las caídas del mercado de valores

La volatilidad de los mercados es la razón de ser por la que estrategias como las planteadas por Fondos incluyen asignaciones a tipos de activos defensivos como el efectivo, los bonos del tesoro y el oro, dentro de carteras ampliamente diversificadas.

Así, estos activos acaban siendo el ancla de la cartera, desempeñando el papel de compensar las caídas del mercado con una rentabilidad estable, pues su demanda no tiende a fluctuar tanto durante el ciclo económico.

Los activos defensivos mejoran la diversificación

No es menos importante remarcar que, si bien los activos defensivos son una categoría, ésta no es uniforme, y dentro de ella se encuentran activos tan distintos como el efectivo (históricamente estable, muy baja volatilidad pero con rendimiento bajo) y el oro (alto rendimiento junto con mayor volatilidad).

Lo importante está en la correlación que ya hemos mencionado, que es o muy baja a negativa para ambos respecto a otros activos como las acciones.

Esto implica que tienden a no moverse con los precios de las acciones: son indiferentes.

Una correlación igual o superior a 1, por ejemplo, implicaría que ambos activos se mueven en sincronía, mientras que una correlación cercana a -1 indica que sus movimientos son diametralmente opuestos.

Cuanto menor sea, mayor es el beneficio de la diversificación.

Los activos defensivos ayudan a capear períodos de volatilidad

Las carteras inteligentes de Fondos están diseñadas para proporcionar una amplia diversificación en función de los objetivos financieros y la tolerancia al riesgo de cada inversor.

Esto incluye una amplia gama de tipos de activos, incluidos los activos defensivos, que permiten enfocarse en los objetivos a largo plazo y evitar reacciones a la volatilidad del mercado a corto plazo.

Además, el reequilibrio automático dentro de las cuentas de Fondos ayuda a los inversores a mantenerse al día con su plan estratégico de asignación de activos.

Este sistema es perfecto para afrontar los desafíos del mercado, durante períodos de estrés, mediante un proceso de reequilibrio automático que ayuda sobremanera a la toma de decisiones.

Así, una hipotética pérdida puede compensarse con ganancias en otras partes de la cartera y a la hora de declarar los respectivos impuestos.

Mantener un plan estratégico de asignación de activos a largo plazo a través de los inevitables períodos de volatilidad del mercado junto con un proceso disciplinado para el reequilibrio es la única garantía de alcanzar los objetivos marcados a largo plazo mediante la inversión inteligente.

No sabes invertir y lo sabes
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar