En Artículos

El objetivo de los fondos monetarios es mantener el capital disponible y a su vez conseguir una rentabilidad acorde a los tipos de interés a corto plazo.

Veremos qué es el mercado monetario y qué instrumentos financieros lo integran para una mejor comprensión de las inversiones y la composición de cartera que realizan los fondos monetarios.

¿Pero qué ventajas e inconvenientes tienen los fondos monetarios?

¿Para qué nos pueden servir a nosotros como ahorradores?

¿Qué buscaremos en ellos a la hora de invertir dinero?

Vamos a analizarlo todo, desde el principio.

¿Qué son los fondos monetarios?

Los fondos monetarios son una categoría de fondos de inversión cuya cartera está constituida por activos del mercado monetario. Dicho de otro modo, invierten en dinero e instrumentos de renta fija a corto plazo.

Su cartera está compuesta por dinero en efectivo, créditos a corto plazo y activos considerados cuasi dinero. Deben aceptar suscripciones y reembolsos de las participaciones diariamente. Dado que los activos que componen su cartera son muy líquidos (vencimientos inferiores a 12 meses), esta imposición no les supone ningún problema.

No están expuestos a la renta variable ni a materias primas. Según la clasificación de INVERCO (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones), no pueden tener exposición a divisa extranjera, en caso contrario serían categorizados como fondos de renta fija a corto plazo. Sin embargo, en otra clasificación que veremos más adelante (VDOS), se establecen categorías para fondos monetarios en otras divisas que no sea el Euro.

Para no complicarnos, diremos que generalmente sus activos deben estar denominados en divisa Euro, para eludir el riesgo divisa y presentar un perfil muy conservador. No obstante, existen fondos monetarios con exposición a otras divisas en los que podemos invertir dinero (teniendo presente el riesgo de tipo de cambio).

Los fondos monetarios tienen como objetivo el mantener el principal y obtener una rentabilidad acorde con los tipos de interés del mercado monetario (tipos de interés a corto plazo). Por consiguiente la rentabilidad de los fondos monetarios depende mucho de las políticas monetarias del Banco Central Europeo. Esta institución define los tipos de interés oficiales a corto plazo.

Hay que tener presente que al tener un riesgo muy bajo, no se puede esperar de ellos una alta rentabilidad.

New Call-to-action

¿Qué es el mercado monetario?

El mercado monetario (o mercados monetarios) son aquellos mercados en los que se negocia dinero en efectivo y activos con vencimiento igual o inferior a un año (en realidad los activos monetarios se extienden hasta los 18 meses de duración, los fondos monetarios suele invertir en activos con una duración igual o inferior a 12 meses).

Son instrumentos de renta fija con una elevada liquidez y muy baja volatilidad. Por consiguiente los fondos monetarios también están considerados como altamente líquidos y con riesgo mínimo.

Los mercados financieros se dividen principalmente en dos tipos:

  • Mercados monetarios: Para instrumentos de corto plazo (inferior a los 18 meses), incluyendo el dinero y los instrumentos que se negocian en ellos tienen también consideración de dinero (por su alta liquidez).
  • Mercados de capitales: Para instrumentos financieros con vencimiento superior a los 18 meses. No son considerados cuasi dinero, como en el caso anterior.

Son mercados al por mayor, en ellos negocian profesionales. No intervienen inversores minoristas, las operaciones se llevan a cabo entre grandes instituciones financieras o empresas.

Debido a su naturaleza temporal, se excluyen los instrumentos de renta variable. Las acciones no tienen vencimiento, tan sólo se puede deshacer la inversión vendiéndolas en el mercado secundario, por lo tanto son consideradas instrumentos de largo plazo.

Los activos del mercado monetario son los siguientes (activos monetarios):

  • Dinero y activos de caja (depósitos en el Banco Central Europeo).
  • Préstamos, descuentos, créditos, etc. (con vencimiento inferior a 18 meses).
  • Depósitos interbancarios.
  • Letras del tesoro.
  • Pagarés de empresa, bancarios, corporativos y autonómicos.
  • Bonos y Obligaciones del Estado o privados con vencimiento residual inferior a los 12 meses.
  • Repos (pactos de recompra de deuda pública) y simultáneas.
  • Fordwards sobre activos monetarios.
  • Bonos de titulizaciones hipotecarias o de otros activos con cupones variables.
  • Cédulas hipotecarias de vencimiento residual a 12 meses.
  • Derivados financieros sobre tipos de interés a corto plazo (Fordwards, futuros, opciones y swaps).

Hay que añadir que los fondos monetarios pueden invertir un 5% del total de su cartera en activos que no coticen en un mercado regulado (por ejemplo, los depósitos interbancarios).

Categorías de fondos monetarios

Una vez visto qué son los fondos monetarios y los activos que pueden conformar su cartera, vamos a segmentar este tipo de fondos en subcategorías.

Esto le será de utilidad al inversor a la hora de invertir dinero en fondos monetarios,  sabiendo con mayor exactitud qué producto puede ser el indicado para sus intereses según la vocación inversora del fondo.

Las subcategorías de fondos monetarios, según VDOS (que ofrece una distinción más precisa),  son las siguientes:

Monetario Euro

Su cartera tiene una duración media que no supera los 6 meses (inclusive) y los activos están denominados en divisa Euro (no presentan riesgo divisa).

Monetario Euro Plus

Los fondos de este tipo tienen una duración media de la cartera de entre 6 y 12 meses (inclusive). Los activos deben estar denominados en Euros.

Monetario Europa

Con una duración media inferior o igual a 12 meses y denominados en una o varias divisas europeas.

Monetario USA

Son aquellos fondos de inversión con una duración de cartera inferior o igual a 6 meses y denominados en dólar USA y dólar de Canadá.

Monetario USA Plus

La duración media de la cartera del fondo es de entre 6 y 12 meses (inclusive). Están denominados en dólar USA y dólar de Canadá.

Monetario Global

Estos fondos tienen una duración media inferior a 12 meses. Los activos de la cartera están denominados en diferentes divisas pertenecientes a países miembros de la OCDE.

Monetario internacional – Otros

Esta categoría está compuesta por aquellos fondos que invierten en activos denominados en cualquier divisa distinta de las anteriores y con una duración media inferior o igual a 12 meses.

Ventajas e inconvenientes de los fondos monetarios

Su alta liquidez y su baja volatilidad hacen de estos productos financieros idóneos para mantener el dinero en un lugar seguro, aunque con baja rentabilidad. Se han considerado siempre el producto ideal para inversiones refugio transitorio, es decir, mientras no se encontraba un destino de inversión definitivo para el dinero.

Rentabilidad de los fondos monetarios

En cuanto a la rentabilidad, hay que tener presente la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y los tipos de interés que imperan en el momento, puesto que la mayoría de los fondos monetarios eluden el riesgo divisa, el BCE y sus políticas monetarias son los que marcan la rentabilidad de este tipo de fondos.

Se ha mantenido la creencia de que los fondos monetarios no pueden arrojar rentabilidades negativas. Conviene reconocer las circunstancias especiales de insolvencia de algún emisor (aunque los fondos monetarios invierten en instrumentos con una elevada calidad crediticia).

También hay que tener presente las anomalías en las políticas monetarias y en los mercados monetarios, que incluso pueden situar los tipos de interés a corto plazo en negativo. Esta puede ser su desventaja, las condiciones externas de tipos de interés.

Inversores proteccionistas

Por otro lado, los fondos monetarios son aptos para inversores conservadores. Presentan mayores ventajas que los depósitos bancarios a un año, como podría ser la liquidez y la ausencia de limitación de la rentabilidad recomendada por el Banco de España.

Es por ello que si hay un producto que se puede comparar a los fondos monetarios, no son los depósitos bancarios (totalmente líquidos), son las cuentas remuneradas.

Los fondos monetarios son el producto financiero ideal para ganar un mayor interés con una disponibilidad absoluta del dinero invertido, compitiendo duramente con las cuentas remuneradas. Sin vinculaciones a la entidad bancaria y sin retenciones fiscales en cada liquidación.

En conclusión

Es recomendable, sea cual sea el perfil del ahorrador, el tener un porcentaje de la cartera global (o cesta de fondos) invertida en liquidez. Los fondos monetarios son una buena instrumentación para ese porcentaje de inversión en activos de bajo riesgo y alta liquidez.

La necesidad de mantener un porcentaje de la cartera global en liquidez estriba en una correcta diversificación de nuestros ahorros, en primer lugar. Como segundo objetivo, tener un dinero con disponibilidad inmediata (para emergencias) invertido en una serie de activos seguros.

Dependiendo del perfil de riesgo del ahorrador, el porcentaje a destinar a activos refugio de este tipo (fondos monetarios) puede ser variable.

En cualquier caso y cómo siempre se recomienda: hay que leer el folleto informativo y reglamento del fondo antes de invertir dinero.

Una vez conozcamos las características del fondo monetario debemos observar que efectivamente ofrecen mejores condiciones que una cuenta remunerada. Pero para ello hay que tener presente la rentabilidad financiero-fiscal, las vinculaciones  exigidas por la entidad bancaria y las menores comisiones.

form-7-claves
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar