Dónde invertir 10.000 euros
Puntuar

Un capital debe ser gestionado. Por eso y para eso, hemos elaborado este artículo, tomando como ejemplo una suma de 10.000 euros.

10.000 euros es una suma perfecta para construir una cartera de inversión global bien diversificada, dado que no existe un producto perfecto. Una inversión no supone el colocar nuestros ahorros sin más y esperar rentabilidad. Es necesario tener un objetivo, diseñar una estrategia, mantener un control y realizar los ajustes necesarios en la cartera cuando cambien los vientos en los mercados financieros.

Como primer punto, el inversor debe tener presente qué riesgo está dispuesto a asumir. Esto nos ha hecho a elaborar tres modelos de carteras para invertir 10.000 euros, basadas en cada perfil de riesgo.

Esto no significa que las carteras aquí mostradas sean inamovibles. Son simplemente unas “carteras esquematizadas” para hacernos una idea dónde podemos invertir 10.000 euros de un modo correcto, con la diversificación adecuada y con los objetivos claros. Cada inversor puede realizar los ajustes pertinentes. Para esta labor un asesor financiero nos puede resultar de mucha ayuda.

Existen en la actualidad asesores financieros informatizados, llamados “robo advisor”. Estas herramientas trabajan con eficacia y con menores costes para el inversor.

También vamos a dar algunos ejemplos de fondos de inversión en los que podemos instrumentar nuestras carteras. Porque en realidad, si la inversión no se materializa a través de fondos, la complejidad sobre qué activos pormenorizados incorporar y qué porcentaje de los 10.000 euros destinar a cada uno puede ser un dilema importante.

Además, no será posible realizar los mencionados ajustes en la inversión (cosa absolutamente necesaria) sin dejarnos por el camino parte del capital en comisiones e impuestos.

Cartera conservadora para invertir 10.000 euros

Tratándose de un inversor con un perfil conservador, el cual suele tener una alta aversión al riesgo, se debe diseñar una cartera que tenga como objetivo mínimo incrementar el capital en torno a un 2% o 3%. Esta rentabilidad objetivo nos asegurará que nuestros 10.000 euros no sean carcomidos por el efecto de la inflación.

A su vez, el objetivo de rentabilidad de la cartera modelo conservadora debe estar en acorde a la rentabilidad que ofrecen los activos libres de riesgo. Es decir, la deuda gubernamental de los países de desarrollados.

No significa que el inversor no pueda destinar un 10% del capital total (1.000 euros) en activos que aporten una cierta descorrelación o rentabilidad extraordinaria. Esto ya dependerá de las preferencias de cada cual a la hora de determinar dónde invertir 10.000 euros. Sin embargo, el porcentaje destinado a la renta variable no debe superar el 20% del capital.

A priori, una cartera de estas características puede tener el siguiente esquema de arquitectura:

  • Un 20% en fondos monetarios
  • Un 30% en renta fija europea
  • Un 30% en renta fija de otros países desarrollados
  • Un 10% en renta variable europea
  • Un 10% en renta variable de otros países desarrollados

Tal y como se exponía anteriormente, los porcentajes deben ser ajustados periódicamente según evolucionen los mercados financieros. Los mercados son entes dinámicos y esto produce como consecuencia que las inversiones se deban gestionar periódicamente.

Algunos fondos dónde invertir 10.000 euros (conservadora)

Un buen ejemplo de fondo de inversión de renta fija europea, que abarca una gran parte de esta cartera, puede ser el Bluebay Investment Grade Euro Aggregate Bond S-EUR. Con una rentabilidad acumulada trianual de un 12,17%.

En cuanto a la renta fija de otros países, podemos optar por un fondo de renta fija global, de este modo estaremos más diversificados geográficamente. Por ejemplo, tenemos a nuestra disposición el Algebris Financial Credit Fund R EUR. Presenta una rentabilidad acumulada de un 19,72% en el mismo período y un 37,75% en los últimos 5 años.

New Call-to-action

Cartera equilibrada para invertir 10.000 euros

En este escenario el inversor ya no siente tanta aversión al riesgo. No obstante, debido a los objetivos de la inversión concretos, trata es de revalorizar el capital manteniendo siempre un riesgo moderado.

En este modelo de cartera se trata de quitar peso a los activos sin riesgo (los cuales representaban un 80% de la cartera conservadora) y equilibrar hacia otros activos más dinámicos. En este escenario el inversor puede incluir en cartera un pequeño porcentaje hacia los mercados emergentes.

También es opcional el incorporar un 10% en fondos monetarios. Esto dependerá de la estrategia detallada, de los objetivos del inversor y el panorama económico general. No obstante, creemos que es una buena opción para aportar estabilidad y por este motivo lo hemos incluido en el diseño de la cartera.

Lo importante en este tipo de inversiones es que el peso de la renta fija y la renta variable se encuentre equilibrado. En el orden de entre un 40% y un 60%.

La cartera modelo equilibrada puede ser del tipo:

  • Un 10% en fondos monetarios
  • Un 20% en renta fija global
  • Un 10% en renta fija europea
  • Un 5% en renta fija emergente
  • Un 30% en renta variable europea
  • Un 20% en renta variable global
  • Un 5% en renta variable emergente

Ejemplos de fondos dónde invertir 10.000 euros (equilibrada)

No es difícil advertir que esta cartera está más diversificada e incluye más tipos de fondos, debido a que se han tenido en cuenta los mercados emergentes; tanto en la renta fija como en la renta variable.

Para no dotar la inversión global de mucha complejidad al tener más instrumentos que incorporar, es posible suscribir participaciones en fondos mixtos moderados. Estos fondos combinan tanto renta fija como renta variable en sus carteras. En este caso buscaremos uno que equilibre ambos tipos de activos. Por ejemplo, el Carmignac Portfolio Long-Short European Equities pertenece a la categoría “mixto moderado global”.

Podemos instrumentar una buena parte de los 10.000 euros a través de este fondo, no siendo necesario tener una gran cantidad de productos y manteniendo el control. Es otra ventaja de los fondos de inversión.

Sólo nos resta por decir que este fondo, en un año, ha conseguido una rentabilidad del 10,82%.

Cartera agresiva para invertir 10.000 euros

El objetivo de esta inversión es aumentar el capital en el medio o largo plazo. Se asume un mayor riesgo, aunque esto no significa que esté descontrolado. Tan sólo se trata de ser coherente y saber que en este tipo de inversión se deberá tener una mayor tolerancia al mismo.

Ahora bien, la rentabilidad también es muy superior al modelo de cartera conservadora que hemos visto con anterioridad.

En esta estrategia de inversión, la renta variable cobra especial protagonismo. Podemos prescindir de los fondos monetarios; puesto que la estabilidad no es la preferencia, sino la rentabilidad.

La renta variable en emergentes, como en el caso anterior, queda a discreción del inversor. No obstante, es posible destinar un porcentaje del capital a este mercado mayor que en el caso de la cartera equilibrada.

La cuestión clave en este tipo de inversión es que la renta fija quede en segundo plano, con un máximo de un 20% de los 10.000 euros.

La distribución de los activos quedaría de la siguiente manera:

  • Un 10% en renta fija de otros países desarrollados
  • Un 10% en renta fija europea
  • Un 40% en renta variable europea
  • Un 30% en renta variable de otros países desarrollados
  • Un 10% en renta variable de emergentes

Ejemplos de fondos dónde invertir 10.000 euros (agresiva)

En este contexto vamos a poner un ejemplo de fondo de renta variable emergente, existen muchos ejemplos los cuales han conseguido una rentabilidad acumulada en los últimos tres años superior al 20%. Sin embargo, hemos escogido el Man Numeric Emerging Markets Equity Class D SEK.

El presente fondo de inversión (denominado en coronas suecas), de la categoría “renta variable internacional emergente”, ha conseguido en un año nada más y nada menos que un 23,68% de rentabilidad. Sin duda esto encaja con una cartera modelo agresiva.

A pesar de que deberemos diversificar con otros mercados, creemos que una cartera de este tipo por lo menos debería incluir un 10% del capital en fondos de esta categoría.

En líneas generales, estos serían unos buenos ejemplos de construcción de carteras generales en dónde podremos invertir 10.000 euros de un modo correcto.

 

No sabes invertir y lo sabes
mm
Economista y PDD por el IESE. En 1995 constituí una empresa pionera en España para la implantación de Internet en empresas, y siempre he trabajado desde este campo para ofrecer soluciones innovadoras a través de la red. Me interesa cómo la gente usa Internet para relacionarse y el cambio que ha supuesto en el mundo, así como el SEO, el Lean Start up y cómo se pueden lograr servicios masivos e innovadores con costes contenidos en situaciones de grandes economías de escala. Estoy acostumbrado a constituir y liderar en equipos de alto rendimiento en entornos competitivos, internacionales, multidisciplinares, competitivos, innovadores y complejos, donde la rentabilidad, durabilidad, rapidez de respuesta y adaptación al cambio constituyen factores claves en la consecución de resultados para el resto de accionistas.
Posts recientes

Buscar